Palma de Mallorca/28/08/2013/

El vicepresidente y consejero de Presidencia, Antonio Gómez, y el consejero de Economía y Competitividad, Joaquín García, han recibido esta mañana el Toyota Prius 3G de la Consejería de Economía adaptado para funcionar con Gas Natural Comprimido (GNC). Este acto se enmarca en el convenio de colaboración entre la Vicepresidencia y Consejería de Presidencia, la Consejería de Economía y Competitividad, y la empresa Ferrosite SL para la conversión de vehículos para su funcionamiento con Gas Natural. Con esta transformación el coche sólo necesitará la gasolina para el arranque. Después, pasará a utilizar el gas natural de manera automática. En el caso de que las botellas de gas natural estén vacías, funcionará como los convencionales de gasolina, además de la tecnología híbrida. “Gracias a este sistema el gasto en combustible de los vehículos puede llegar a disminuir un 40% dependiendo de su tipología. Además, se disminuyen en un 30% las emisiones de CO2 y la emisión de óxidos de nitrógeno, el principal contaminante en las ciudades, prácticamente desaparece “, ha destacado el consejero Joaquín García, que ha recordado la apuesta del Ejecutivo autonómico por las energías renovables y la movilidad sostenible. Por su parte el vicepresidente Gómez ha subrayado que “desde este Gobierno apostamos por el ahorro y la eficiencia energética y trabajamos para que las Islas Baleares se conviertan en referente a nivel europeo , en ejemplo de movilidad sostenible, cumpliendo, además, con el plan de movilidad urbana que propone la Unión Europea. Todo un reto que plantea reducir progresivamente el uso de automóviles de carburantes convencionales “. El equipo se ha instalado bajo el maletero y no tiene ningún coste por el Gobierno gracias al convenio firmado con Ferrosite, la empresa encargada de fabricar los kits de adaptación. Concretamente se han instalado tres botellas-depósitos de gas natural comprimido de 17 litros cada una (8,57 Kg de GNC en total). Asimismo, se transformarán otros dos coches del parque móvil para que se adapten y funcionen con Gas Licuado del Petróleo (GLP), lo que supondrá un ahorro de aproximadamente un 30% en combustible, y se plantearán convenios con el sector pesquero para instalar en los buques estos sistemas para facilitar el ahorro energético en este colectivo. El consejero delegado de Ferrosite, Jesús Salmón, ha destacado la autonomía de los coches adaptados a este sistema y el ahorro que supone, ya que el coste aproximado es de 3,30 o 3,40 euros los 100 kilómetros. “Para las empresas de transporte supone un gran ahorro y una mejora de la competitividad “, ha incidido Joaquín García. Al acto han estado presentes el director general de Industria y Energía, Jaime Ochogavía, la directora general de Coordinación, Pilar Cortés; la directora general de Medio Rural y Marino, Margaret Mercadal, y el delegado en Baleares de Ferrosite, Carlos Llori.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.