Formentera/27/08/2013/

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Territorio, Biel Company, ha visitado hoy la finca de Can Jaume en Sala, la única finca ganadera de la isla de Formentera donde se cría “Cerdo Negro de Formentera e Ibiza”, el agrupación racial del que pasará a ser reconocida oficialmente antes de fin de este año por el Gobierno balear. El consejero Biel Company ha explicado que “el Gobierno ya tiene en marcha toda la tramitación necesaria para reconocer esta raza propia para poder incluirla aquí a unos meses en el catálogo de agrupaciones raciales de los animales domésticos autóctonos de las Islas Baleares “. De hecho, el Servicio de Ganadería de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Territorio acaba de redactar la orden que permitirá incluir la Agrupación Racial del “Cerdo Negro de Formentera e Ibiza” en el catálogo autonómico. Este es el paso previo necesario para poder iniciar la tramitación con el Ministerio de Agricultura, Medio Ambiente y Alimentación, para que se incluya el “Cerdo Negro de Formentera e Ibiza” en el catálogo nacional de razas autóctonas en peligro de extinción, por así poder disponer de más recursos para su conservación y recuperación. El cerdo negro pitiuso proviene de una población porcina primitiva con una morfología poco evolucionada y poco modificada genéticamente. A diferencia del cerdo negro mallorquín, el de Formentera y Ibiza es ligeramente más largo y alto, tiene un color negro más intenso, tiene las orejas más pequeñas y menos caídas y en general tiene unas extremidades más largas y el vientre más recogido que el mallorquín . La Consejería inició a finales del año 2011 el procedimiento de reconocimiento de la Agrupación Racial de “Cerdo Negro de Formentera e Ibiza”, impulsado por las cinco explotaciones ganaderas de las Pitiusas que hace años trabajan para recuperar esta raza propia y con el apoyo de cerca de 600 firmas. En total, actualmente, hay treinta y siete ejemplares de “Cerdo Negro de Formentera e Ibiza”, quince de los cuales pertenecen a esta finca de Can Jaume en Sala, que cuenta con cinco adultos (cuatro hembras y un macho) y diez crías. El resto de ejemplares se distribuyen entre las otras cuatro explotaciones de cerdo negro pitiuso, que se encuentran todas ellas en Ibiza: Se Ters de Costa (10 ejemplares), Can Toni Musson (5 ejemplares), Ca na Berri (4 ejemplares ) y Caso ORVA (3 ejemplares).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.