28 noviembre 2015

Un padre que ha tenido un bebé con su hija denuncia “juicio moral” al retirarles la patria potestad

por cronicabalear.es
Un padre que ha tenido un bebé con su hija denuncia “juicio moral” al retirarles la patria potestad

Cris (de 36 años) y Sara (de 18) han sido padres de una niña hace un par de semanas, el mismo tiempo que llevan sin poder  verla pues Cris es el padre biológico de Sara y su relación sentimental  se ha topado de frente con todos los problemas legales que una relación así presenta.

Según han explicado a crónicabalear.es en exclusiva, “nuestra relación comenzó como empiezan todas: juegos, llevarse bien, confianza. Y ha ido muy bien hasta que se ha sabido. Somos padre e hija pero ella nunca me ha visto como un padre porque yo, más que un padre, he sido un amigo” explica Cris a la vez que  Sara asiente.

La joven se quedó embarazada a los diecisiete años y “cuando supe que estaba embarazada lo quise tener” puntualiza Sara y “ella siempre quiso ser madre” asegura Cris.

Pero un mes y medio antes de dar a luz, la pareja fue citada por el departamento de Menores del Consell de Mallorca tras una denuncia por abusos interpuesta por la ex mujer de Cris (y madre de Sara).

“En esa cita le dieron a Sara dos opciones -porque siempre nos citan por separado o directamente a ella ya que a mí, a veces, no me quieren ni atender-. Las opciones fueron: o dar a la niña en adopción, o que Sara fuera a un Centro donde ella criaría a la niña por sí sola”.

Según Cris, Sara se decidió por acudir a un Centro y cuidar a la niña por sí sola y que si era necesario, él se retiraría “temporalmente” de la vida de la pequeña pero que han pasado ya dos semanas desde que Sara dio a luz y no pueden tener a la niña ni saben a qué atenerse pues nadie les acaba de aclarar su situación.

“Me siento impotente y no sé qué hacer porque  los días pasan y el tiempo que la madre y la niña llevan separados no es bueno y es tiempo que no se recuperará”.

Atendiendo al hecho de que la retirada de un bebé a una madre no es algo que se haga a la ligera, crónicabalear.es ha preguntado a la pareja cual es la razón que arguyó el Consell para tomar esa decisión, Cris nos explica que a la cara “te dicen que esta relación no es buena para el bebé. Nos dijeron que esto no está bien, que es inmoral y que lo que hemos hecho está mal, aunque sobre el papel te ponen otra cosa porque legalmente no te pueden decir que te quitan a la niña porque es una relación inmoral”.

Y añade: “cuando se lo digo a la persona responsable de gestionar nuestro caso no me sabe contestar, me cambia de tema o me dice que he sido un mal padre”.

Porque esa es otra cuestión: Cris tiene antecedentes por unas investigaciones llevadas a cabo por Menores hace varios años “porque mis hijos –tiene cinco, incluida Sara, de edades comprendidas entre los 7 y los 18 años-, iban al colegio sin calcetines, sin ropa interior… y Menores se nos echó encima. Una situación que yo achaco a su madre pues en aquella época yo trabajaba hasta las seis de la madrugada y quien se encargaba de prepararles para ir al colegio a las ocho de la mañana era ella que, por aquel entonces, no trabajaba”.

“Pero que les pregunten ahora a los niños si soy un buen padre, o no. No pueden juzgarme por un estudio que se hizo hace cinco años y no hacerlo por mi situación actual. Mis hijos siempre han querido estar conmigo, no con su madre” añade Cris.

“Tras el parto” –y siempre según la versión de la pareja- “al cabo de una hora de dar a luz, se presentó un pediatra en la habitación y nos explica que el hospital ha recibido una notificación de Menores en que avisan de que hay riesgo para el bebé y lo sacan de allí para llevarlo a una sala diferente. Un riesgo que yo no veo por ninguna parte. Más tarde, cuando Sara es dada de alta, nos comunican que a la niña no pueden darla de alta porque ese es el protocolo cuando reciben una notificación de ese tipo. Al día siguiente, nos citaron de Fiscalía de Menores en la que se nos informa que la niña ha sido entregada en guardia y custodia a la gente del Consell”.

“El Consell alega que Sara no está preparada ni tiene capacidad para hacerse cargo de la niña y también que no tenemos medios para mantener a la criatura y por eso queremos que la custodia la pida mi padre, que sí tiene medios, solvencia económica y al que no podrán decirle que tiene antecedentes como a mí”, dice Cris.

Respecto al primer argumento, Sara nos explica que es la mayor de cinco hermanos “y siempre he ayudado en casa con los hermanos menores: desde cambiar pañales hasta ayudarles en tareas de clase. No pueden decir que no tengo capacidad para cuidar de una niña”.

Respecto al segundo argumento, Cris coincide con su padre en que  esta relación puede considerarse “rara pero peor sería aún que la niña fuera dada en adopción o que tuviera que criarse en un centro”.

Y concluye: “si no quieren darle la custodia a mi padre, ya se ve claramente que es por una cuestión moral. Cosa que a la gente le parezca que está mal, muy bien, respeto su opinión pero me da igual. La opción fácil habría sido abortar y nadie se entera. En el momento en que decidimos tenerlo, es porque nos da igual lo que diga la gente”.

Los comentarios están cerrados.