Un biólogo tranquiliza a los bañistas: "Es más probable morir por una picadura que por un ataque de tiburón"

Hollywood "ha demonizado" a los escualos, pese a que la carne humana no es parte de su dieta

EFE | 24/06/2023

"Es más probable morir por la picadura de una abeja o la caída de un coco que por la mordedura de un tiburón", sostiene el biólogo marino Charlie Sarria (Málaga, 1996), que asegura que Hollywood "ha demonizado" a los escualos, pese a que la carne humana, subraya, no es parte de su dieta.

Este joven malagueño intenta a través de su trabajo y su actividad en las redes sociales romper la mala fama que rodea a estos grandes depredadores, aunque hechos como los ocurridos hace unos días en Egipto, donde un tiburón tigre devoró a un joven ruso que se bañaba en el Mar Rojo, no juegan a su favor.

La meca del cine, subraya Sarria, también "ha hecho mucho daño" a la especie, especialmente películas como "Tiburón", de Steven Spielberg, que hizo que el mundo mirara con terror a los escualos, pese a que el filme, asegura, está lleno de mitos que poco tienen que ver con la realidad.

DEL MIEDO A LA ADMIRACIÓN

Este biólogo fue capaz de transformar el miedo al tiburón que le infundió Hollywood por "pasión y admiración" conforme lo estudiaba y ahora hace las veces de guardián de estos animales en su cuenta de Instagram, en la que muestra las entrañas de los mares a sus seguidores.

Este investigador malagueño fundó junto a dos "frikis de los tiburones" Condrik Tenerife, un grupo de investigación que cuenta con el apoyo del Gobierno de Canarias y cuyo objetivo es realizar una base de datos de la presencia de estos animales en el archipiélago.

Ahora, además, trabaja en el desarrollo de la segunda edición del 'Vlu Ocean Adventure', un proyecto con el que busca concienciar a la sociedad sobre estos animales marinos con la participación de actores, músicos y personas influyentes en redes sociales.

NADAR ENTRE TIBURONES

Sarria, que ha buceado entre tiburones y otras especies en zonas como las Maldivas y las Canarias, asegura sentir "paz" cuando se sumerge con estos animales y dice que nunca ha tenido ningún "susto" con ellos. Solamente "algún que otro cabezazo", cuenta de forma anecdótica.

Explica que todos los tiburones tienen una serie de patrones de conducta y que "si se sabe interpretarlos" puedes anticiparte a situaciones "que, de otra forma, podrían llegar a ser peligrosas".

El investigador destaca la importancia de los tiburones en los ecosistemas marinos, pues están en la cúspide de la cadena alimenticia y se encargan de regular al resto de especies para que no haya sobrepoblación.

UN CASO AISLADO

Recientemente, el mundo fue testigo de la fiereza de un tiburón tigre, "una de las especies potencialmente más agresivas", que engulló a un joven turista ruso a orillas del Mar Rojo ante la atónita mirada de otros bañistas, algunos de los cuales grabaron el ataque con sus teléfonos móviles.

El biólogo malagueño remarca que casos como este son muy puntuales y que es poco probable morir por la mordedura de un tiburón. Se trata de un "caso aislado", incide el experto, que no debe servir para satanizar aún más a estos animales.

El ejemplar que devoró al ciudadano ruso fue capturado y apaleado hasta su muerte y su cuerpo será expuesto como trofeo. "No podemos humanizar al tiburón, juzgarlo y tratarlo como si fuese un asesino. Era una hembra embarazada. No debemos hacer una venganza ante un animal que no piensa como nosotros", indica Sarria

EL PELIGRO DE LAS REDES

En redes sociales es habitual ver videos de gente buceando entre tiburones inofensivos para el ser humano, lo que es una práctica común entre personas que buscan emociones fuertes y nuevas experiencias.

Sin embargo, Sarria recalca que no con todos los tiburones se puede tener "un baño fácil", ya que hay ciertas especies, algo más territoriales, con las que se puede tener una "experiencia comprometida".

Ante la presencia de un tiburón, explica el joven, la mejor manera de actuar es mantener la calma, "aunque suene más fácil decirlo que hacerlo", adoptar una posición vertical y no chapotear para "distinguirte lo máximo de una posible presa, mientras tratas de alejarte hacia cualquier lugar seguro".

UN BUEN NEGOCIO

Recuerda Sarria que el cine ha representado a los tiburones como auténticos depredadores, aunque la verdadera amenaza la sienten ellos por la pesca indiscriminada y el jugoso negocio en torno a su carne y su aleta, que supone en algunas especies la mitad de su precio total.

España es un país exportador de carne y aleta de tiburón. Esta última se consume en Asia, a modo de manjar, cortada y hervida en una sopa cuyo precio supera los 200 dólares.

La tintorera -o tiburón azul-, que es la especie que más exporta España, está en peligro crítico de extinción en el Mediterráneo y vulnerable a nivel internacional, y aunque existen medidas para su protección, como las de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), "no tienen peso legislativo suficiente" para cambiar las leyes de los países.

A todo ello se suma la pesca accidental, las especies que son capturadas sin ser el objetivo y que luego son devueltas al mar vivas, muertas o moribundas. Este es otro problema que sufre la tintorera, que puede llegar a suponer el 90 % de la red de arrastre cuando se intenta conseguir pez espada. 

Sentimiento general

Si te equivocas de voto, puedes desmarcarlo volviendo a hacer clic en el voto erróneo.
1
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


  • Julio - 26 de Junio de 2023 a las 22:23
    Toma también es más fácil morir por agotamiento y angustia por haber de mantener medio millón de políticos que por la mordedura de un tiburón y lo sabes .
    Responder
    1
Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana