Alerta sanitaria por toxinas asociadas a células cancerígenas en almendras

Advierten de que el riesgo es "serio"

Redacción | 17/04/2024

El Sistema de Alerta Rápida para Alimentos y Piensos de la Unión Europea (Rasff) ha emitido una alerta tras detectar la presencia de aflatoxinas por encima de los niveles permitidos en almendras procedentes de Estados Unidos.

Los análisis se realizaron en un control de fronteras y fue España quien dio el aviso el pasado día 4 de abril. 

En la notificación se habla de riesgo “serio” al superarse en los análisis realizados el nivel máximo permitido de 10 µg/kg – ppb de esta sustancia. Sin embargo, el sistema Rasff no ofrece ningún dato relacionado con la zona del país, la marca bajo la que se comercializa o la plantación de donde proceden estas almendras contaminadas.

En ese sentido, desde FACUA-Consumidores en Acción critican que la escasa información publicada por Comisión Europea siembra la sospecha sobre todas las almendras procedentes de Estados Unidos, ya que no da detalles sobre la empresa productora y ni tan siquiera de la zona del país en la que se han cultivado.

QUÉ SON LAS AFLATOXINAS Y POR QUÉ SON PELIGROSAS 

Según la información disponible de la Aesan, son unas microtoxinas producidas por mohos del género Aspergillus. Debido a su acción, en humanos, se han asociado con múltiples intoxicaciones masivas con producción de hepatitis aguda en distintas zonas del mundo, como India, Sudeste Asiático y África tropical y ecuatorial.

En su informe sobre estas microtoxinas, la Aesan explica que, entre otros factores, son posibles responsables de la elevada tasa de cáncer hepático observado en algunas de esas zonas.

Estos mohos pueden proliferar en alimentos como cacahuetes, maíz, semillas de algodón, todo tipo de frutos secos, arroz, higos y otras frutas desecadas, especias, habas de cacao, aceites vegetales crudos, copra, y también en cereales como resultado de la contaminación fúngica antes y después de la cosecha.

Las personas pueden exponerse a las aflatoxinas cuando consumen productos de plantas contaminadas o cuando consumen carnes o productos lácteos de animales que comieron alimentos contaminados. Los agricultores y otros trabajadores agrícolas pueden estar expuestos al inhalar el polvo generado durante el manejo y el procesamiento de cultivos y alimentos contaminados.

La ingesta de estas sustancias durante un largo período está asociada con graves riesgos para la salud, tales como: retraso en el crecimiento y desarrollo en niños, deficiencias nutricionales, disminución de la inmunidad, alteraciones en el funcionamiento del hígado, aborto, prematuridad en el bebé o cáncer de hígado.

Las aflatoxinas han sido reconocidas por la International Agency for Research on Cancer (IARC) como los compuestos naturales con mayor potencial cancerígeno para humanos que se conocen, seguidas por la ocratoxina A, el deoxinivalenol o la zearalenona.

Sentimiento general

Si te equivocas de voto, puedes desmarcarlo volviendo a hacer clic en el voto erróneo.
0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana