Nueva era, nuevos clivajes

El pasado 15 de Julio el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, en una rueda de prensa junto a la todavía Canciller alemana Angela Merkel dijo las siguientes palabras: “El comunismo es un sistema fallido, un sistema universalmente fallido. Y no veo al socialismo como un sustituto muy útil, pero esa es otra historia”

Muy acertadas palabras del presidente Biden, independientemente de que con ellas une a Demócratas y Republicanos sobre la situación actual en Cuba y un pronunciamiento contundente por parte de los Estados Unidos. Joe Biden también muestra claridad al dejar expuesto lo que todavía en el mundo muchos políticos no han terminado de entender: estoy refiriéndome a los clivajes (escisiones o fisuras) que pueden dividir a la sociedad por algunos temas que en política tanto en lo institucional como en lo electoral ha dado resultados positivos tiempo atrás.

El mundo está lleno de seres humanos, y los humanos nacimos programados para evolucionar. Es natural, evolucionamos en todos los aspectos y lo político no es una excepción. Debido a ésto, lo que funcionó en el pasado ya no genera los mismos dividendos político-electorales que antes, ahora solo hablar de izquierda o derecha, hablar de socialismo o capitalismo no genera emoción en el ciudadano y mucho menos en el elector. Estamos en otra era. antes funcionó, así como funcionaron en épocas pasadas otros clivajes que, al día de hoy vemos como anticuados, ejemplo de ello lo encontramos en la antigua división católicos vs. protestantes, lo cual sin duda alguna fue un clivaje o fisura muy fuerte que dividió a las personas y se vivieron momentos muy duros en la humanidad.

Pero los clivajes utilizados no son solamente estos, se han utilizado varios con éxito que han servido a políticos y gobiernos cuando logran hacer lectura de las sociedades y sus carencias en momentos determinados. Así pues, se explica la ganancia política en la época del expresidente Hugo Chávez cuando supo utilizar una vieja fisura (Burguesía Vs. Trabajadores) dividiendo a la sociedad venezolana y cohesionando sus bases para luego implantar otra escisión que le otorgó mejores resultados cuando habló de revolucionarios y enemigos de la revolución. Esto en Venezuela se agotó. Existen nuevas necesidades en la sociedad y ya el país no es el mismo. Hoy día en Venezuela las prioridades son cubrir las necesidades básicas tanto de alimentación como de servicios públicos, ya a nadie le importa nada más.

Otro caso lo vemos en España. Los discursos se construyen tratando de utilizar un clivaje otrora muy potente cuando utilizan la palabra “Izquierda y Derecha,” sin ver que la sociedad española ha evolucionado y este clivaje ya no es un generador de emociones y menos emoción genera cuando se utiliza “El Centro”, tratando de convertirlo en un neutralizador para obtener dividendo político. Quizás aquí está una de las respuestas para el partido Ciudadanos, en el por qué ha perdido tanta base electoral, pero en contrapartida si estudiamos al partido Vox y su lineal aumento de popularidad en las encuestas, su líder Santiago Abascal, evita utilizar en sus discursos este clivaje, pero si repite mucho las palabras: Españoles, Nación, ahora, Estado, mundo y nosotros.

Quizás Biden en su rueda de prensa el pasado 15 de Julio, estaba hablando sobre Cuba, pero también le está diciendo al mundo y en especial al pueblo norteamericano que es un líder moderno y tiene muy claro que las sociedades evolucionan, que ya estos viejos clivajes de izquierda vs derecha, comunismo, socialismo y capitalismo no son las respuestas que buscan las personas del hoy, donde están presentes la tecnología, muy avanzada por cierto; y el futuro. La pregunta es ¿Qué nos depara el mañana?

Felo Jiménez
Asesor Jurídico, Político, Empresarial. Reed Latino Awards Nominee 2019 / Washington Compol 100 Class off 2019 / Napolitan Victory Awards 2020

Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana