Veinte años acogiendo a inmigrantes para cubrir el déficit de residentes en el campo mallorquín

Redacción | 21/02/2022

Del déficit de mano de obra de residentes en el campo mallorquín para las campañas anuales de horticultura nació la fundación Pagesos Solidaris hace veinte años, fruto de la hermandad entre los sindicatos agrarios Unió de Pagesos de Mallorca, Unió de Pagesos de Cataluña y Unión de Labradores del País Valenciano. Sus objetivos son la acogida de inmigrantes, la inserción sociolaboral y la educación para el desarrollo.

«Como no se conseguía mano de obra de residentes de estas regiones se optó por llevar a gente extranjera. En este caso, se hizo un convenio entre el Ministerio de Exteriores de España y el de Colombia y desde este año se llevan trabajadores colombianos para realizar la campaña», explica Luis Martínez, técnico responsable de Pagesos Solidaris.

La entidad ofrece todo tipo de apoyo a favor de la inserción tanto laboral como social de los campesinos colombianos venidos para trabajar, que ya llegan a la isla con un contrato de trabajo, con el billete de ida y vuelta y con alojamiento por parte del propietario que los acoge.

«Hacemos acompañamiento en el proceso de acogida e inserción de estas personas», comenta, por su parte, Joan Garcia, otro responsable de la entidad. «Desde Unió de Pagesos de Mallorca estamos llevando a colombianos a unas 15 empresas y explotaciones. Depende de la explotación y la empresa, algunos necesitan dos, cinco o unos 60, los que sean. Suelen rondar los 300 y 400».

El Programa de acogida e integración de temporeros inmigrantes en la campaña agraria, que la entidad implementa desde 2001 y que tiene el apoyo económico de la Conselleria de Asuntos Sociales y Deportes a través del IRPF Social, permite que en nuestras mesas se pueda disfrutar de producto fresco de hortaliza, verdura y fruta todos los días.

Sentimiento general

Si te equivocas de voto, puedes desmarcarlo volviendo a hacer clic en el voto erróneo.
3
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


  • Fausto - Febrero 21, 2022 a las 16:37
    El més important de tot és bitllet d’anada i de TORNADA. Immigeants amb papers, que no siguin delinqüents, amb contracte de feina i en acabar-lo al seu paīs, sī.
    Clandestins i delinqüents de primera, segona o tercera generació, arruuuuuuixxxxxx! Els clandestins ens duen la guerra, la misèria i sembren el terror als nostres carrers.Responder -1
  • Yo - Febrero 21, 2022 a las 15:16
    Lamentablemente hay "trabajadores" como comentas, pero desgraciadamente también los hay de la misma tierra.
    Tengo el gusto de conocer a varios de estos trabajadores que vienen desde su país y si no fuera por ellos habría mucha más gente que no podría desarrollar el suyo. Espero que puedan seguir haciendo esto durante muchos años más. Por nuestros payeses y nuestras tierras. Un sector muy poco agradecido.Responder -1
  • V. - Febrero 21, 2022 a las 14:24
    Si solo trabajaran en el campo bien , el problema es cuando "trabajan" las pertenencias de la gente.Responder 2
Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana