Nueve de los acusados por el 'caso confeti' niegan su participación en la protesta contra el turismo masivo

EP | 13/06/2022

EP

Nueve de los 12 acusados por el 'caso confeti' han negado este lunes, durante el juicio en la Audiencia de Palma, que asistieran a la protesta contra la masificación turística organizada por Arran en el puerto de la capital balear el 22 de julio de 2017.

El acto de protesta tuvo lugar en el Moll Vell y en él sus participantes desplegaron pancartas, encendieron bengalas y lanzaron confeti en la terraza de un restaurante.

En el escrito de la Fiscalía se relata que no hubo que lamentar daños materiales debido a que los botes de humo fueron apartados por terceras personas ajenas a la manifestación.

El juicio por este caso ha arrancado este lunes por la mañana en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial con las declaraciones de los 12 acusados por la Fiscalía por delitos de desorden público.

El Ministerio Público pide un total de 29 años de cárcel para los 12 acusados, con penas de entre dos y cuatro años de prisión.

En concreto, a ocho de ellos les pide dos años de cárcel; a tres, tres años por reincidencia, y a una última acusada, le pide cuatro años de cárcel, en concepto de autoría.

TRES ACUSADOS RECONOCEN QUE ASISTIERON A LA PROTESTA

La primera de las acusadas en declarar ha reconocido ante el juez que sí que participó en la protesta de julio de 2017, señalando que se enteró de la convocatoria por redes sociales y acudió al lugar sola. Allí, ha relatado, había gente repartiendo camisetas y ella cogió una, aunque no recuerda quién se la ofreció.

Según ha explicado, en la protesta, ella se limitó a sujetar la pancarta y a cantar. De hecho, ha dicho que no llevaba bengalas y no recuerda si alguien tiró confeti durante la manifestación. "No lo vi", ha indicado, a la vez que ha añadido que "salió natural" que la protesta finalizase.

La acusada ha asegurado que "en ningún momento" vio ningún tipo de amenaza o acto violento, y también ha descartado que algún objeto se rompiera como consecuencia de este acto de protesta.

Por su parte, otro de los acusados ha detallado que acudió al acto, aunque lo hizo porque estaba trabajando para un medio de comunicación y se acercó a cubrirlo y a hacer fotos.

Durante la protesta, este encausado vio bengalas, pero no sabe quién se encargaba de repartirlas dado que solo conocía a una persona en el lugar. Ha afirmado que el acto duró "unos 15 minutos" y ha negado que se produjeran daños en el sitio a consecuencia de la protesta.

Finalmente, un tercer acusado ha afirmado que participó en la protesta tras enterarse por redes sociales de la misma. Según ha recordado, cuando llegó al Puerto de Palma en julio de 2017, había "una o dos pancartas" y humo de color alrededor de éstas.

Allí, ha señalado, él siguió los cánticos y protestó. No obstante, ha declarado no recordar de dónde salían las bengalas y el humo, ni tampoco si el personal de las embarcaciones que había cerca hizo algo para parar la protesta. Además, ha asegurado que no conocía a nadie, ni tan solo "de vista", de los jóvenes que estaban presentes aquel día en el Puerto de Palma.

Este acusado pagó una multa de 600 euros por estos hechos hace cinco años, dado que en aquel momento consideró que era lo mejor "para tener menos problemas".

NUEVE ACUSADOS NIEGAN HABER PARTICIPADO

El resto de los acusados por el 'caso confeti' han negado que asistieran a la manifestación exponiendo diferentes motivos. Una de las encausadas ha alegado que aquel día estaba en un acto en Montuïri, otro ha expuesto que se encontraba en una feria en Manacor y otras dos han señalado que estaban en Cataluña el día de los hechos.

Otro de los acusados ha relatado que estaba en un cumpleaños ese 22 de julio, uno ha asegurado que estaba poniendo música en un acto cerca del Parc de ses Estacions de Palma y otro ha declarado que se encontraba en una casa de una amiga en el momento de los hechos.

El fiscal ha preguntado a algunos de ellos por el hecho de que haya testigos que los ubican en la protesta del 22 de julio de 2017. "No puedo dar explicaciones de lo que digan otras personas", ha expresado uno de ellos.

Asimismo, uno de los acusados ha negado tener vinculación con la organización Arran y, de hecho, ha afirmado que se enteró de la existencia de esta protesta el día que le llegó la citación judicial. "Entiendo que me habrán confundido, porque es materialmente imposible", ha dicho sobre el testimonio que le ubica en la manifestación.

EL JUICIO CONTINÚA ESTE MARTES

El juicio continuará este próximo martes a las 10.00 horas en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial.

Uno de los abogados que defiende a varios de los acusados, Josep de Luis, ha valorado, tras la primera sesión del juicio, que "como era de esperar", solo de tres de las 12 personas estaban el día de los hechos, una de ellas trabajaba para un medio de comunicación y las otras dos "han explicado que fue una protesta y que no hubo ningún tipo de violencia".

"No sé cómo hemos llegado hasta aquí, espero que mañana la policía sea capaz de explicarlo", ha indicado, a la vez que se ha preguntado porqué no hubo detenciones ni actuó la Guardia Civil en aquel momento "si hubo realmente un acto violento".

También ha cuestionado que la policía comenzase a investigar estos hechos "20 y pico días después".

Sentimiento general

Si te equivocas de voto, puedes desmarcarlo volviendo a hacer clic en el voto erróneo.
6
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


  • Itziar - Junio 14, 2022 a las 05:48
    Estos "luchadores por la libertad", atacaron la base de la economía de todas las Baleares, el turismo, algo que como buenos fascistas odian, lo que no ven porque sus neuronas solo rezuman odio, es que de ese turismo sale la paguita que cobran sin trabajar.
    Muy valientes contra el inocente pero cuando les toca dar la cara se esconden como los cobardes que son.
    Y recordar a MES, el partidillo pro catalanista , quién tanto les apoya y que en cambio también chupa de la teta del estado,toda está chusma son pura demagogia y amor al dinero del prójimoResponder 1
  • Toni - Junio 13, 2022 a las 23:36
    El turisme mata Mallorca. El turisme i tota la catefa de paletos que vénen de fora de Mallorca a menyspreuar la nostra cultura i els que la defensam, i a no morir de fam als seus pobles de la España profunda.Responder -4
      Merche - Junio 14, 2022 a las 18:10
    Que ignorante eres. No te quedo claro que Mallorca necesita de los turistas para vivir no te quedo claro todavía ignorante. Y además los que vienen de agüera para trabajar hacen los trabajos que algunos como tú no quieren hacer así que haríamos sin ellosResponder 0
  • Luis - Junio 13, 2022 a las 23:31
    Al final le van a meter más condena a estos chavales por tirar confeti que a Cursach por llenar de droga y mierda Mallorca desde sus locales. Vaya justicia, vaya país...Responder 3
  • Marga Rita - Junio 13, 2022 a las 19:18
    A esta tropa la mejor condena que se les puede poner es buscarles un trabajo y que se levanten a las 6. Ninguno pega ni palo al agua, a vivir de sus padres o del cuento. Arran NO. Arruix !!Responder 6
  • Joan - Junio 13, 2022 a las 16:00
    Una bona multa, molt grossa, y ya se les quitarán les ganes de Fer el pardall.Responder 3
Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana