La Policía detectó contradicciones entre las trabajadoras de La Salle por la muerte de Naia

Redacción | 06/05/2022

Juicio contra la monitora del centro y la encargada de los niños alérgicos en el comedor, acusadas de un delito de homicidio por imprudencia grave tras la muerte de una niña que sufrió un shock anafiláctico tras darle un helado

La Policía detectó contradicciones entre las trabajadoras de La Salle por la muerte de Naia, una menor de cuatro años que sufrió una reacción alérgica tras comer un helado en el centro. 

En el juicio que se ha celebrado este viernes, uno de los policías que acudió al colegio tras recibir una llamada sobre lo ocurrido ha asegurado que detectaron "que había una posible contradicción entre las partes que participaron en el desenlace".

Asimismo, otro de los agentes ha indicado que, con el objetivo de cotejar cómo eran los helados, compraron una caja del mismo producto, observando que el envoltorio era transparente "con algún código negro", pero que en el reverso de la caja sí ponía "que las personas alérgicas a la proteína de leche" no podían consumir ese alimento. Además, ha asegurado que cuando llegó al colegio, ambas trabajadoras "estaban muy afectadas y nerviosas".

DECLARACIÓN DEL PEDIATRA

El pediatra que trató a la niña ha asegurado este viernes que, dado el nivel de alergia de la menor a la proteína de leche, la ingesta del postre fue "determinante" en su muerte.

Concretamente, el profesional escribió en su momento en un informe que "la ingesta de proteínas de leche de vaca presentes en el helado que la menor tomó en la comida fueron determinantes y suficientes para desencadenar el shock anafiláctico que provocó su fallecimiento", una cuestión sobre la que se ha reafirmado ante el tribunal.

Este viernes se ha celebrado la segunda sesión del juicio contra las dos trabajadoras de un colegio de Palma, en concreto una monitora del centro y la encargada de los niños alérgicos en el comedor, acusadas de un delito de homicidio por imprudencia grave tras la muerte de la pequeña, que sufrió un shock anafiláctico después de consumir un helado de nata siendo altamente alérgica a la proteína de la leche de vaca.

La Fiscalía pide dos años de cárcel para ambas, mientras que la acusación particular asciende la petición de pena a cuatro años para cada una. También solicitan la inhabilitación profesional para cualquier oficio relacionado con menores, comedores escolares y hostelería durante un plazo de seis años.

Durante su declaración como testigo, el pediatra ha indicado que la menor fue diagnosticada de esta alergia a los 3 años. "Empezó como una sensibilización que fue cogiendo más fuerza, pero cuando tenía 3 años ya era evidente y estaba diagnosticada como alérgica a la proteína de leche de vaca", ha manifestado.

En este punto, ha explicado la diferencia entre ser sensible o alérgico a un alimento, ejemplificando que "si se tiene alergia a la leche, hasta una cucharada de yogur puede hacer mucho daño, no es como ser sensible", en cuyo caso se deben ingerir grandes cantidades para que provoque un efecto negativo sobre la salud.

"El shock es algo repentino, la propia palabra lo dice, aparece sin avisar", por ese motivo "se hizo algo que no se tendría que haber hecho en la vida, que es darle --a la niña-- leche de vaca", ha concluido.

LA MENOR TENÍA OTRAS ALERGIAS QUE ACTUARON DE "POTENCIADORES"

Dos forenses han declarado también este viernes durante la segunda sesión del juicio, explicando que la niña, además de a la proteína de leche de vaca, presentaba otras alergias que podrían haber actuado de "potenciadores".

"Ese día la niña tomó otros alérgenos, la proteína de leche de vaca es la que más alergia tiene y la reacción es muy fuerte, pero los demás también produjeron reacciones y, por tanto, una potenciación", ha dicho uno de los profesionales.

"La menor tuvo otros shocks previamente, era una niña que iba creando más alergias, además de la que ya tenía, como al trigo o al pescado", ha continuado, reconociendo no obstante que la simple ingesta del helado habría bastado para provocar su muerte.

PRIMERA SESIÓN DEL JUICIO

Durante la primera sesión del juicio, celebrada este jueves, las dos trabajadoras se acusaron entre ellas por la muerte de Naia. 

La monitora acusada de la muerte de la pequeña aseguró que consultó "dos o tres veces" a la segunda acusada, en este caso encargada de los niños alérgicos en el comedor, si la menor podía comerse el helado.

"Ese día todos estaban comiendo helado y al ver que la niña no tenía me dirigí a la encargada, que vino con el sándwich (de helado) y me lo dio, después le pregunté por lo menos dos veces" si estaba segura de que la pequeña, por sus alergias, podía comérselo, declaró.

En este sentido, recriminó a la otra empleada que "era ella quién tendría que haber mirado la etiqueta" del helado y comprobar los ingredientes. Además, aseguró que se trataba de un "sándwich blanco", parecido a otros "helados veganos que también son blancos y van sin proteína de leche", motivo por el cual finalmente se lo entregó a la menor.

Al poco tiempo de comerse el helado, la acusada manifestó que a la niña le empezó a doler la barriga, por lo que siguiendo el protocolo, llamó a enfermería. En ese momento, dudó que la causa del dolor fuera el helado que se había comido previamente, tal y como reconoció.

Por su parte, la madre de la menor fallecida afirmó que escogieron este colegio porque, entre otras cuestiones, contaba con una enfermería y una encargada de alérgicos en el comedor.

Con todo, hizo referencia al "susto" que se llevó un día cuando, al ir a comer al colegio con su hija, vio en su bandeja un yogur, todavía cerrado. "Me dijeron que se les había pasado pero que no volvería a pasar", relató. Además, contó ante el tribunal que el colegio perdió "hasta en dos o tres ocasiones" el ventolín de la menor, que además de alergia padecía asma.

LOS HECHOS

El suceso tuvo lugar en el colegio La Salle de Palma el 24 de mayo de 2019, durante el almuerzo. La niña tomó de postre un sándwich de nata helado, sin lactosa, que le provocó una fuerte reacción alérgica.

La acusación particular recalca que una de las trabajadoras que le dio el postre tenía "pleno conocimiento" de la alergia de la niña a la proteína de la leche, pero "confundió lactosa con proteína de la leche" (proteína animal) y le dio igualmente el helado.

Al rato, la menor comenzó a quejarse diciendo que se encontraba mal y los síntomas se fueron acelerando rápidamente.

LA FAMILIA ESTÁ "DERROTADA"

El abuelo materno de Naia ha indicado esta mañana en las puertas del juzgado que la familia está “derrotada”. “Nos falta ella por algo que no tendría que haber pasado”, critica.

Quieren irse de rositas y no pagar por su gran error que nos hundió a todos, a las dos familias”, explica

Asimismo, detalla que el colegio palmesano de La Salle no se ha puesto en contacto con ellos. “Ni las acusadas ni el colegio. Hay un silencio absoluto”, detalla.

Nadie supo hacer su trabajo o nadie quiso hacer su trabajo. No tienen agallas y por eso ahora se culpan mutuamente”, critica.

“Aquel día morimos con ella”, concluye. 

Sentimiento general

Si te equivocas de voto, puedes desmarcarlo volviendo a hacer clic en el voto erróneo.
7
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


  • Muy fuerte - Mayo 08, 2022 a las 06:57
    Y la enfermera donde estaba??Responder 0
  • Pep - Mayo 07, 2022 a las 10:11
    La camarera tiene culpa total por entregar el sandwich siendo especialista en eso, pero la monitora también tiene parte de culpa por no asegurarse. No hace falta ser Einstein para saber que un helado puede llevar leche, y si preguntó 3 veces porque no le convencía pues que lo hubiera mirado.Responder 0
  • Pep - Mayo 06, 2022 a las 19:08
    Si lo he entendido bien la trabajadora que fué preguntada le recrimina que no lo mirase, pero eso no significa que contestase que no podía dárselo. Si dijo que si sin consultarlo ella es algo muy imprudente porque si no lo sabes en todo caso le recomiendas que lo mire en lugar de decir que si. Aunque si la compañera no es su responsable tampoco le costaba tanto mirarlo ella misma. Es decir si es su responsable es culpa de la que ha dicho que no era peligroso y si no lo es la culpa es de la que se lo he dado por no verificarlo. Si tantas veces pregunto es que tendría dudas de la respuesta que le daba y por tanto debía haberlo consultado.Responder 0
  • Maniakjos - Mayo 06, 2022 a las 13:55
    Un error lamentable ߘes un accidente en toda regla pero cuando la consecuencia es fatal ¢& por mucho o poco que condenen no volverá la pobre niña y el error no se puede solventar . Mi pésame ala familiaResponder 1
      Pep - Mayo 07, 2022 a las 10:03
    no creo que dos personas que se pasan la pelota la una a la otra para evitar la condena sin asumir su responsabilidad se merezcan ningún tipo de defensa, y menos con tanto fervor como lo haces. Patético.Responder 0
      Hope - Mayo 06, 2022 a las 20:46
    Lo siento. Pero de asesinas nada. Homicidas involuntarias u homicidas culposas en todo caso. En ningún momento quisieron acabar con su vida. Lo siento, pero un asesinato y esto, son cosas totalmente diferentes. Aún así, entiendo y respeto que la familia busque la mayor condena, yo también lo haría. De hecho me parece justo lo que piden. Pero asesinato, ningunoResponder 3
      Indignado - Mayo 06, 2022 a las 15:38
    No es un accidente son unas asesinasResponder -1
Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana