El Govern y Cort ponen en marcha el tanque de tormentas para acabar con los vertidos fecales

Redacción | 25/11/2022

El Govern balear y el Ayuntamiento de Palma han puesto en marcha recientemente el colector interceptor y el tanque de tormentas de la ciudad, una obra que ha tenido un coste de 27 millones de euros, que han sido financiados a través del canon de saneamiento de aguas, gracias al trabajo conjunto con la Conselleria de Medio Ambiente, y que se espera que, junto con la nueva depuradora --cuya obra ya ha sido adjudicada-- y la renovación de redes de saneamiento, permita acabar con el problema de los vertidos en la ciudad.

En rueda de prensa, la presidenta del Govern, Francina Armengol, el conseller de Medio Ambiente y Territorio, Miquel Mir, el alcalde de Palma, José Hila, y el regidor de Medio Ambiente y Bienestar Animal, Ramon Perpinyà, han coincidido en que la puesta en marcha del colector interceptor y el tanque de tormentas es "una de las piezas que, junto con la renovación de redes de saneamiento y construcción de la nueva depuradora --cuya obra ya ha sido adjudicada-- permitirá que los vertidos sean historia".

El colector es una tubería de dos metros de diámetro y tres kilómetros de recorrido que recoge las aguas residuales y pluviales desde la zona de Llevant de Palma y las deriva o en el tanque o en la depuradora.

El tanque es un depósito para retener el agua de lluvia, sobre todo cuando existen episodios de precipitaciones muy intensas, que a menudo generan derrames. Tiene una capacidad de 50.000 m³ y unas dimensiones de 101,5 metros por 80,5 y 7,4 metros.

El tanque cumple además una función fundamental de reducción de la contaminación, porque recoge los contaminantes que arrastran las lluvias. Estos contaminantes se decantan en el fondo del tanque y no salen al mar, con lo que se contribuye de forma muy importante a la mejora de la calidad de las aguas de la bahía de Palma.

Gracias a estas nuevas infraestructuras, se eliminarán el 90% de los vertidos, solucionando así un problema histórico de la ciudad de Palma y el cierre de las playas de Ciutat Jardí y Can Pere Antoni.

Ambas instalaciones ya están operativas después de un período de pruebas y de ejecutarse todas las conexiones; por tanto, ya recogen aguas pluviales y residuales. Ahora se hará el seguimiento para realizar los últimos ajustes.

Durante la inauguración, la presidenta ha defendido "una obra absolutamente necesaria que durante años no se hizo porque no se afrontó la realidad que tenemos", pero que "no podía esperar más y que se ha hecho gracias a la capacidad de entendido y el empuje de las instituciones».

Francina Armengol ha recordado que "empezamos a gobernar en 2015 y pensamos que era básico plantear cómo queríamos mejorar todo el ciclo del agua en términos muy amplios", por lo que se impulsó un pacto por el agua entre todas las instituciones .

La presidenta del Govern ha reivindicado que a partir de la llegada del pacto de izquierdas al Ejecutivo se decidiera "cambiar la normativa para que el canon de saneamiento se destinara íntegramente a inversiones del ciclo del agua, algo que hasta entonces no sucedía".

Por su parte, el conseller ha insistido en esta idea, asegurando que "desde la Conselleria de Medio Ambiente hemos tenido siempre claro que el compromiso de mejorar los sistemas de saneamiento de nuestras islas a través del canon de saneamiento continuara siendo firme".

Mir ha destacado "la valentía, la convicción y el esfuerzo de todas las personas que han hecho posible que hoy estemos aquí", inaugurando "un sistema que contribuirá de forma notable a mejorar la situación de los derrames en la bahía de Palma".

El alcalde de Palma, José Hila, ha afirmado que “la transformación de Palma hacia una ciudad mejor está en marcha. Estamos haciendo obras grandes, pequeñas y otras invisibles, como la de hoy. Somos un gobierno serio que piensa en la ciudad y en el interés general".

Hila ha remarcado que "cuidamos de nuestra bahía y de nuestro mar porque tenemos un compromiso con la ciudad" y que "solucionamos los problemas mientras construimos la Palma del futuro".

UN TOTAL DE 395 MILLONES DE EUROS EN DEPURACIÓN Y SANEAMIENTO

El Govern ha invertido, desde 2015, 395 millones de euros en inversiones de obra nueva y mantenimiento de infraestructuras de depuración y saneamiento de agua, una cantidad que alcanzará los 420 millones de euros al final de legislatura y que se suma a las inversiones en abastecimiento de agua o a los 20 millones de euros que el Govern aportará a partir del próximo año, a través de los consells insulares, a los ayuntamientos para que hagan obras de reducción de las fugas de agua de las redes de distribución de agua potable municipales.

Sentimiento general

Si te equivocas de voto, puedes desmarcarlo volviendo a hacer clic en el voto erróneo.
1
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


  • holaquetal - Noviembre 26, 2022 a las 10:29
    Ben fet.Responder 0
Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana