El acusado de abusar sexualmente de la hija de su mujer en Palma niega los hechos

EP | 16/05/2022

El acusado, durante el juicio este lunes en Palma

Un hombre acusado de abusar sexualmente de la hija, menor de edad, de su pareja mientras dormía ha negado los hechos y ha achacado la denuncia a los celos de la niña.

Durante el juicio, celebrado este lunes en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Baleares, el encausado, de 32 años de edad, ha asegurado que la menor siempre intentaba manipularlos con mentiras para que se pelearan.

La Fiscalía pide para él cuatro años de prisión y considera los hechos constitutivos de un delito de abuso sexual a menor de 16 años, por lo que además de la pena de cárcel pide que se imponga la medida de libertad vigilada durante un periodo de cinco años, así como la prohibición de aproximarse a menos de 500 metros de la víctima por un tiempo de diez.

Los hechos juzgados, según el escrito del fiscal, se remontan al 24 de octubre de 2019, cuando el procesado se encontraba en el domicilio de su pareja y la hija de ésta y entró en la habitación de la menor, que entonces tenía 14 años.

Según el escrito del fiscal, aprovechando que la niña estaba durmiendo, se acostó a su lado de la cama y le tocó en repetidas ocasiones el pecho por debajo del sujetador.

Sin embargo, el encausado ha negado que pasara eso y ha relatado que llevaba con la madre de la menor unos cuatro años. "Siempre he tenido buena relación. Yo le daba clases de inglés en un colegio y me veía como un amigo, pero cuando empecé con su madre empezó con los celos", ha sostenido.

Tanto él como la madre de la menor, que ha declarado como testigo en el juicio, han explicado que la niña intentaba manipularlos con mentiras para que se pelearan.

Según él mismo ha indicado, en la noche de los supuestos hechos se tomó dos diazepam y se fumó dos porros porque no podía dormir. Pese a que no vivía junto con su mujer, esa noche durmió en la casa porque la hija le había insistido.

Él optó por hacerlo en el sofá y se despertó en torno a las seis de la mañana, después de que su mujer, junto a la niña, le pidiera explicaciones de lo que había pasado.

El hombre ha afirmado que no recordaba nada. Sin embargo, la víctima ha señalado que en un primer momento dijo que "tal vez podía haber pasado", pero después empezó a negarlo.

El hombre ha justificado estas dudas porque "al principio estaba muy confundido y dormido", pero una vez transcurridos cinco minutos los negó.

Desde entonces, la menor vive con su padre y no ha tenido relación ni con su padrastro ni con su madre. El acusado ha subrayado que la niña ha aprovechado la situación para vivir con su padre porque tenía muy mala relación con su madre.

DENUNCIA UN MES DESPUÉS DE LOS HECHOS

En el juicio, la menor ha explicado que puso la denuncia junto a su padre un mes después de los supuestos hechos. Según su relato, el novio de su madre se metió en la cama y le tocó un pecho por debajo del sujetador, pero ha admitido a preguntas de la juez no recordar bien cómo fueron estos tocamientos.

También ha negado que éste durmiese en el sofá y ha mostrado sentirse dolida por la incredulidad de su madre: "Es lo que más me duele porque parece que ha elegido entre él y yo. Ha elegido a su marido".

Asimismo, tres años después de los supuestos hechos, ha justificado el retraso de la denuncia porque en ese momento "no era consciente de lo que suponía". "Si me pasa ahora, voy a denunciar en ese momento. Yo pregunté a mi madre qué hacía, pero ella no me decía nada", ha sostenido.

Sobre este aspecto, la madre de la niña ha subrayado que ella le insistió en denunciar, pero no quería. Además de recalcar el maltrato que el padre de la menor ha ejercido sobre ella, ha indicado que su hija era "muy agresiva": "No la reconozco. A veces tengo miedo de sus reacciones".

Por último, ha dudado de las intenciones de su hija con su denuncia, que sólo comprende porque se quería ir a vivir con su padre.

Sentimiento general

Si te equivocas de voto, puedes desmarcarlo volviendo a hacer clic en el voto erróneo.
1
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


  • Alexandra - Mayo 17, 2022 a las 22:26
    Hay que ver hasta donde puede llegar la violencia de una persona hacia otra. Esto es un caso de violencia de género, de un padre resentido hacia una madre que esta aprovechando la mentira de una hija claramente desequilibrada por la situación vivida de violencia de su padre hacia su madreResponder 0
Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana