Alertan de que la siesta puede aumentar los traumas y la ansiedad

EP | 13/11/2022

Científicos han estudiado el efecto del sueño en la formación y consolidación de la memoria del miedo en la memoria a largo plazo. Así lo han indicado investigadores de la Universidad Federal de los Urales (Rusia) y de la Universidad de Tubinga (Alemania)

Según sus hallazgos, publicados en la revista científica 'Cognitive, Affective, & Behavioral Neuroscience', una breve siesta mejora el recuerdo de los sucesos perturbadores y temerosos, pero también tiene un efecto similar de mejora de la memoria tras un periodo de vigilia.

La consolidación de la memoria es la transición de los recuerdos de la memoria a corto plazo a la memoria a largo plazo. Se produce principalmente durante el sueño.

Diversos estudios demuestran que dormir después de aprender puede tener un efecto más positivo que estar pasivamente despierto. Esto ocurre por la reactivación de recuerdos importantes, que también puede reflejarse en los sueños.

El efecto positivo del sueño puede observarse incluso años después. Sin embargo, por el momento no hay estudios que hayan investigado si el sueño mejora la memoria del miedo. El estudio trató de arrojar luz sobre la cuestión de qué ocurre con los recuerdos del miedo tras un periodo de sueño y vigilia.

"Comprender el efecto del sueño en situaciones en las que se producen traumas emocionales es importante para desarrollar estrategias eficaces para hacer frente a las víctimas de catástrofes, personas con pánico o con trastorno de estrés postraumático. Si descubrimos que el efecto del sueño sobre la memoria del miedo es similar al de otros tipos de memoria, como la memoria episódica (memoria de acontecimientos vitales), entonces sería más beneficioso para las víctimas no dormir después del trauma".

"En nuestros experimentos, determinamos que una siesta de dos horas durante el día refuerza los recuerdos de miedo aprendidos justo antes de dormir. Sin embargo, se observó un efecto similar tras la vigilia: ver una película emocionalmente neutra o un juego de ordenador refuerza igualmente los recuerdos del miedo", ha afirmado Yuri Pavlov, coautor del artículo.

Antes y después de dormir, los participantes se sometieron a un paradigma de condicionamiento del miedo. Los participantes en el experimento escucharon primero un tono neutro, y luego se emparejó siempre con un ruido fuerte, otro tono nunca se emparejó con el ruido, dice el científico.

"Después de múltiples emparejamientos, el estímulo neutro evocaba una respuesta emocional igualmente fuerte por sí solo. Curiosamente, la gente suele calificar el ruido fuerte como más desagradable que incluso las descargas eléctricas, también utilizadas a menudo en la investigación del miedo. La comparación entre los tonos emparejados con el ruido altamente aversivo y el otro tono -señal "segura"- permitió investigar los procesos neurales que subyacen al aprendizaje del miedo. Descubrimos que las señales neuronales del aprendizaje del miedo aumentaban después de una siesta, y en igual medida después de un breve descanso", explica Yuri Pavlov.

Las respuestas condicionadas al miedo se estudiaron mediante electroencefalografía antes y después de una siesta diurna de dos horas o un periodo igual de vigilia en 18 jóvenes sanos. Los investigadores trasladan ahora el estudio a la clínica, donde planean hacer pruebas con pacientes en estado vegetativo y en estado de mínima conciencia para determinar cómo afecta el sueño a sus niveles de ansiedad y a la formación de recuerdos de miedo. También señalan que es necesario seguir estudiando el efecto de un periodo de sueño más largo.

Los trastornos de ansiedad, como el pánico, el trastorno de estrés postraumático (TEPT) o las fobias específicas, se producen como respuesta al estrés. Se caracterizan por una sensación constante de ansiedad y miedo, que puede aumentar con el tiempo.

La consolidación de la memoria es el proceso de transformación de los recuerdos primarios lábiles en una forma estable a largo plazo.

Los estudios sobre la memoria declarativa (memoria de los hechos), episódica (memoria de los acontecimientos de la vida) y procedimental (memoria de las habilidades) muestran que el sueño después del aprendizaje tiene un efecto positivo.

El ciclo de sueño de una persona suele durar aproximadamente 1,5 horas. Por la noche, las personas duermen de 4 a 6 ciclos, durante el día rara vez duermen más de un ciclo completo.

Sentimiento general

Si te equivocas de voto, puedes desmarcarlo volviendo a hacer clic en el voto erróneo.
1
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


  • Toni - Noviembre 13, 2022 a las 20:28
    Jajajaja. Iros a cargar, a ver si también os da ansiedad.Responder 4
Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana