Vuelven las visitas guiadas a la Lonja, el Consolat de Mar y la Capella dels Mercaders

Redacción | 15/05/2021

El Govern balear ha aprobado un nuevo protocolo para llevar a cabo las visitas guiadas al conjunto monumental de la sede de Presidencia, formado por el Consolat de Mar, la Capella dels Mercaders y la Lonja -incluida la terraza o cubierta-. Este nuevo protocolo incorpora las medidas necesarias para retomar los itinerarios con las máximas garantías ante la COVID.

Cabe recordar que estas visitas se pusieron en marcha en 2016, después de que el Govern decidiera, por primera vez en la historia, abrir las puertas de las instituciones y acercar estos edificios históricos a la ciudadanía mediante un programa de visitas guiadas.

Esta medida ha permitido que, desde 2016 y al margen de las visitas nocturnas, que se llevan a cabo sólo durante verano, casi mil personas al año hayan podido conocer la historia y disfrutar del valor patrimonial y artístico del conjunto monumental construido por el poderoso gremio de mercaderes de Palma.

Las visitas son gratuitas e incluyen un recorrido guiado. Se pueden concertar a través de este enlace o bien a través del buzón de correo consolat@caib.es .

LA CAJA DE INSACULACIONES DEL COLEGIO DE MERCADERIA DE MALLORCA

Las visitas se reanudan con una gran novedad: la presencia de la que fuera, casi con total seguridad, la Caja de insaculaciones del Colegio de Mercadería de Mallorca. Gracias a la colaboración de la Asociación de defensa del patrimonio de Mallorca (ARCA), este valioso y emblemático mueble ha podido ser devuelto al que fue muy probablemente su lugar de origen, las dependencias del Consulado de Mar y antigua sede del Colegio de la Mercancía.

Se trata de un mueble de época, probablemente del siglo XVII, que se utilizaba para la elección de importantes cargos, en este caso relacionados con el llamado Consejo de los Veinte -órgano de administración y gestión del Colegio-, mediante el sistema de "suerte y saco", conocido también con el nombre de insaculación.

Este consistía en meter en un saco unas bolas enceradas, llamadas pareados, que contenían el nombre de las personas que optaban al cargo. Posteriormente, un niño menor de 7 años sacaba del saco un número de pareados igual al número de cargos que se habían de elegir. Estos sacos que contenían los pareados se custodiaban después en una caja más grande, la Caja de insaculación.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana