Una prostituta tiende una trampa a dos jóvenes clientes para robarles en una casa okupa en Palma

Irene R Aguado | 23/08/2021

Dos jóvenes han salido mal parados de lo que se suponía que iba a ser una noche de sexo en Palma. Los dos contrataron los servicios de una prostituta de 37 años, pero en lugar de disfrutar de una velada juntos, acabaron siendo víctimas de un violento robo en una casa okupa.

Ocurrió el pasado miércoles por la noche. El relato de las víctimas es, desde un principio, incoherente y con versiones contradictorias, y lo que exponen los acusados tampoco ayuda a aclararlo.

Y es que, según ha relatado el denunciante, los dos jóvenes quedaron en casa de ellos, en la calle Sindicato, sobre las doce de la noche. Sin embargo, la realidad es que se citaron en una dirección que proporcionó la prostituta, en Passatge Maneu, número 6; un edificio okupado.

Los dos jóvenes , de 24 y 22 años de edad, se dirigieron al domicilio indicado, y una vez en el interior, vieron que había más personas dentro; en concreto, tres okupas. Pocos instantes después, la mujer desapareció y los dejó a solas con los demás moradores de la vivienda.

VIOLENTO ROBO

En ese momento, sin mediar palabra, uno de los tres okupas agarró al denunciante por el cuello, el otro le asió fuertemente por las manos, y el tercero esgrimió un cuchillo frente a él. Así, el denunciante no pudo defenderse y los agresores consiguieron apropiarse de su teléfono móvil.

Después, les dejaron irse y los jóvenes se marcharon corriendo. Una vez en la calle, llamaron a la Policía. De repente, mientras hablaban con los agentes que acudieron al lugar, vieron en la vía pública a dos de sus agresores y avisaron a los policías. Si bien, no supieron indicar cuál de ellos llevaba el cuchillo.

La Policía identificó a los dos agresores — a falta del tercero —, quienes admitieron que estaban en el domicilio en el momento de los hechos, pero negaron haber agredido o asaltado a nadie. Poco después, inesperadamente, los agentes localizaron el móvil robado en mitad de la mediana en la calzada. Los dos agresores tienen 43 años.

Por su parte, el joven acompañante del denunciante, que supuestamente había presenciado el robo, cambió bruscamente su versión y manifestó que él no había estado en ese domicilio y que ni siquiera se encontraba en el edificio cuando su amigo fue asaltado.

Los policías, ante un batiburrillo de información inconsistente, decidieron identificar a todos los implicados, incluyendo a la prostituta y las víctimas del robo con violencia, y redactar un informe para que el Grupo de Atracos de la Policía Nacional se haga cargo de la investigación. No obstante, todavía no se ha detenido a nadie por falta de pruebas sólidas.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana