Un fotógrafo denuncia el robo de cinco imágenes en una exposición de Ses Salines

Esther Ballesteros | 18/10/2021

Un fotógrafo mallorquín, Xisco Fuster, ha denunciado el robo de cinco de las imágenes que expuso en una muestra de arte organizada estos días en Ses Salines por el Ayuntamiento de Santanyí. Las cinco fotografías están valoradas en un total de 280 euros.

En concreto, el hurto se habría cometido entre el 16 y el 17 de octubre en la plaza Sant Bartomeu, donde fue llevada a cabo la exposición ArtinSal21. En ella se dieron cita durante esos dos días numerosos artistas que colocaron sus obras en la calle para que el público las viera. Fuster expuso un total de seis obras: 'Fuego líquido' -la única que no se sustrajo-, 'La sandía y el sexo, más cerca', 'Sal cósmica', 'Esto no es un cactus', 'Boca arenisca' y 'Placer'. 

Tras la muestra, fue en torno a las 23.45 horas del sábado cuando el artista detectó el presunto robo. El denunciante se encontraba recogiendo las fotografías enmarcadas y, en un momento dado, se dispuso a dejar cinco cuadros en una capilla cercana debido a que no podía cargar con otro cuadro de mayor tamaño que era necesario transportar entre dos personas. 

Tal como puso de manifiesto en la denuncia que interpuso en la Comandancia de la Guardia Civil, a la que ha tenido acceso Crónica Balear, fue al regresar a la capilla cuando se percató de que las otras cinco imágenes habían sido sustraídas sin saber quién se las había llevado consigo ni ver ningún vehículo sospechoso por la zona que hubiera sido utilizado para transportar los materiales.

Al ser interpelado sobre si sabe de alguien que se hubiera interesado por las fotografías, explicó que unos jóvenes se mostraron muy atraídos por una de las imágenes sustraídas si bien aseguró no recordarlos con exactitud ya que había sido su pareja quien les había atendido. Fuster aseguró no tener enemistad alguna y, además, "no sospecharía de nadie". 

Finalmente, reconoció que, si esta producción se pudiera vender, actualmente "está el mercado complicado" y "no se pagaría bien", sino que sería "más bien capricho" por parte de quien pudiera haberla sustraído.

Como consecuencia del supuesto hurto, Fuster ha anunciado la destrucción de los archivos en alta resolución de las cinco fotos sustraídas: "Con ello pretendo que, al no existir la posibilidad de distribuir copias en el mercado, si aparece alguna de estas fotos en cualquier parte se siga la pista al ladrón".

Asimismo, asevera que, al destruirlas, estas obras serán piezas únicas, por lo que inevitablemente "el valor de cada original subirá, haciendo que la presión sobre el valor del hurto también aumente sobre el delincuente".

"La fascinación que sintió anoche el ladrón se verá reducida al no saber qué hacer con las fotos. Serán fotos únicas, pero no podrán salir de su entorno. De esta manera, persigo que la obra valga mucho más de lo que el ladrón cree, pero que no puede sacarlas a la reventa por ser robadas", afirma Fuster, quien pretende así "marcar la obra para que se reconsidere su destino en una posible devolución a las puertas de cualquier oficina de correos".


Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana