Un experto advierte de que "las pastillas para alargar el pene no funcionan y son totalmente ineficaces"

EP | 08/02/2021

MARGEN

El doctor François Peinado, cirujano urólogo especialista en próstata, Peyronie y medicina sexual, ha desmontado los mitos y leyendas alrededor del alargamiento de pene, una práctica cada vez más extendida.

"Internet está inundado de anuncios sobre alargamientos de pene, en particular en las páginas de pornografía. En algunos casos, prometen aumentar el tamaño del pene hasta 5 o 7 cm mediante pastillas, bombas de vacío, alargadores, etc. En la mayoría de los casos, toda esta publicidad es falsa. Las pastillas para alargar el pene no funcionan y son totalmente ineficaces", alerta el experto.

El doctor detalla que la mayoría de los pacientes que consultan para realizarse una técnica de alargamiento de pene tienen un pene de tamaño normal. "Debemos medir el pene en flacidez y en erección para realizar un estudio preciso del tamaño. Es importante que el paciente sepa que el aumento de tamaño máximo suele ser de 2-4 cm máximo y que la información que hay en Internet sobre alargamientos de 7-8 cm no corresponde a la verdad", insiste.

"El método mecánico más aceptado para aumentar la longitud de pene son los extensores o aparatos de tracción mecánica", asegura el doctor. En este sentido, explica que el aparato debe llevarse unas 6 horas al día durante al menos 4-6 meses. Tienen una capacidad de alargamiento de 1-2 cm máximo según la anatomía del pene, la edad del paciente y el número de horas diarias de uso (máximo 6 horas y no debe dormirse con el dispositivo). El comienzo de su utilización, además, debe ser progresivo.

"Los extensores de pene son muy utilizados por parte de los urólogos que nos dedicamos a la cirugía reconstructiva de pene porque permiten obtener un aumento del tamaño del pene de 1-2 cm tras un uso prolongado; los utilizamos fundamentalmente para evitar la retracción del pene después de la cirugía de Peyronie. A veces, es más importante intentar evitar la retracción o pérdida de longitud tras la cirugía que el propio aumento", apunta el experto.

BOMBAS DE VACÍO, ¿CÓMO SE USAN?

Las bombas de vacío tienen como función el relleno del pene con sangre venosa mediante un proceso de succión de sangre venosa causando una erección artificial. "También las prescribimos después de la cirugía de cáncer de próstata o Peyronie para originar un estímulo sanguíneo", explica el experto.

Y concluye: "Tras la consecución de la erección, el paciente debe colocarse un anillo en la base del pene para evitar la pérdida de la sangre acumulada en los cuerpos cavernosos. Este anillo debe retirarse a los 20-30 minutos máximo para evitar lesiones significativas en el pene. Los ejercicios con la bomba de vacío tienen el objetivo de realizar estiramientos del pene e intentar estimular el relleno de sangre en los cuerpos cavernosos del pene, pero no consiguen un alargamiento real del mismo. En resumen, ninguna técnica no quirúrgica ha demostrado hasta el momento actual conseguir alargamientos eficaces".

En relación con la cirugía, la técnica más utilizada es la sección del ligamento suspensorio del pene. "Este ligamento es el responsable de anclar el pene desde el hueso púbico hasta su origen en la región pélvica. En muchos casos, los pacientes presentan también grasa infrapúbica que aconseja hacer una liposucción o una lipectomía que consiste en extirpar todo el paquete de grasa infrapúbica del paciente y determina que el pene se "entierre" hacia adentro. En realidad, no se alarga el pene, sino que se "saca" del abdomen", afirma el doctor Peinado.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana