Un estudio revela cuál será la principal causa de discapacidad en 2030

EP | 05/10/2021

Los problemas de salud mental serán la principal causa de discapacidad en el año 2030 y cerca de un 25 por ciento de la población sufrirá algún trastorno de salud mental a lo largo de su vida.

Esta es una de las principales conclusiones que revela el estudio que ha realizado la Fundación Adecco, en colaboración con Johnson & Johnson, en el marco del Día Mundial de la Salud Mental (10 de octubre). El informe basa sus conclusiones en una doble encuesta a 101 empresas de 21 áreas de actividad y a 234 demandantes de empleo con certificado de discapacidad como consecuencia de un problema de salud mental.

Así pues, los resultados han sido contrastados con empresas y entidades especializadas en salud mental como Grupo 5, la Asociación Española de Apoyo en Psicosis (AMAFE) y Hermanas Hospitalarias.

Concretamente, el 75 por ciento de los encuestados destaca que el empleo le está ayudando a afrontar el problema de salud mental, mejorando su calidad de vida global. Asimismo, un 67 por ciento ha expuesto que trabajar ha incrementado su autoestima y confianza; seguido de un 46 por ciento que ha visto mejorar su ocio y bienestar.

Por otra parte, un 39 por ciento ha estrechado su relación con familiares y amigos mientras que un 34 por ciento ha sostenido que, incluso, ha ampliado su red de apoyos gracias a los nuevos contactos que le brinda su experiencia profesional.

"Se pone de manifiesto la importancia del trabajo como elemento de protección para las personas que tienen una enfermedad mental. No solo contribuye a la normalización y al incremento de la autonomía, sino que es un factor esencial en la reducción de la medicación y
de la propia sintomatología", ha asegurado el director de innovación y relaciones institucionales de Grupo 5, Miguel Simón Expósito.

Para Adecco, en el informe se produce una paradoja, ya que de todas las personas con discapacidad, aquellas que tienen un trastorno de salud mental registran menor tasa de empleo, del 16 por ciento frente al 25,9 por ciento, para el resto de discapacidades.

Igualmente, también son las que menos participan en el mercado laboral. Así, el 72,2% de las personas con problemas de salud mental entre 18 y 64 años no tiene empleo ni lo busca y solo el 16,9% se encuentra trabajando.

EL PERFIL

Por la parte empresarial, el 76,7 por ciento de los encuestados no tiene constancia de la presencia de trabajadores con discapacidad mental en la compañía. El 23,3 por ciento restante responde que en sus equipos trabajan entre una y cinco personas con discapacidad como consecuencia de un problema de salud mental.

En cuanto al perfil del desempleado con discapacidad por trastorno mental, el informe dibuja a una mujer (54,8%), entre 36 y 45 años (36,5%), con estudios primarios o equivalentes (28,6%) y que lleva más de un año buscando empleo sin éxito (57,8%).

Asimismo, el informe alerta de la triple discriminación a la que están expuestas las mujeres con discapacidad como consecuencia de un diagnóstico de salud mental. Así pues, Fundación Adecco señala que afrontan un gran estigma que las relega al desempleo crónico, dependencia o inactividad, dándose por hecho, en muchos casos, que deben permanecer en el ámbito doméstico dedicadas a las labores del hogar.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana