Rocío Flores, sobrepasada por la presión familiar

EP | 12/11/2021

Telecinco

En el punto de mira desde que se emitió la docuserie de su madre, Rocío Carrasco, y en el ojo del huracán desde que su padre y Olga Moreno rompieron su matrimonio, Rocío Flores se ha visto una vez más sobrepasada por la presión.

Intentando continuar con su vida al margen del delicado momento que atraviesa su familia, la colaboradora cumple con su cita semanal en 'El programa de Ana Rosa', pero lejos de la tristeza que mostró en su primera intervención tras la publicación de la separación, o de la esperanza en una reconciliación entre su padre y Olga que mostró en la segunda, en esta ocasión hemos visto a una Rocío enfadada y, para qué negarlo, algo rabiosa.

Harta de las informaciones que ha publicado la prensa sobre Antonio David Flores en los últimos tiempos, su hija ha llegado a Madrid harta y ha desmentido rotunda, y sin dar crédito, que el excolaborador haya asistido al Instituto de la Vivienda para pedir una casa en la que vivir tras su ruptura con Olga. "Me parece tan patético todo... No tengo nada que decir" ha exclamado sin poder contenerse.

Sin confirmar si podremos verla en la concentración en apoyo a su padre que ha convocado La Marea Azul este sábado en Málaga, Rocío ha puesto rumbo a Mediaset y, ya sentada en 'El programa de Ana Rosa', ha estallado tras las críticas a su progenitor y se ha desmarcado tanto de él como de su madre, con un enfado que hacía mucho que no le veíamos en un plató.

Todo surgió después de que le preguntasen si cree que su padre cumplirá con su promesa de no volver a hablar con la prensa - como él mismo ha asegurado-, momento en el que la nieta de Rocío Jurado ha dejado claro que ella es Rocío Flores. "Ni yo soy Rocío Carrasco ni la gallina de los huevos de oro. No soy Antonio David Flores. Yo soy yo y no tengo ni idea", ha afirmado molesta.

Un lapsus en el que ha nombrado inconscientemente a su madre y tras el que se ha recompuesto rápidamente, defendiendo el nuevo trabajo de Antonio David como YouTuber. "Tablas tiene desde luego", ha apuntado, confesando que está feliz de que su progenitor ya no trabaje en televisión.

Descubriendo que los proyectos profesionales del excolaborador pasan por su canal de YouTube - y confesando que solo ha visto las dos promos que compartió al principio - Rocío ha dado la cara por su padre manteniendo que lo único que ha hecho en su canal es "defenderse de lo que están diciendo en los últimos tiempos". "El funcionamiento del canal iba a ser un poco diferenciado de lo que ha sido por lo que ha sucedido. Él mismo explica que su canal iba a ser diferente pero está respondiendo dadas las circunstancias. Tiene todo el derecho a trabajar como todo el mundo", ha añadido sin disimular su enfado.

Además, Rocío ha admitido que le está resultando "bastante complicado" aceptar los juicios de valor que hace la gente que ni la conoce y ha confesado que está intentando tomárselo "de otra manera". "No me afecta como me ha estado afectando todo este tiempo, es un proceso interno y aquí estoy. Cada vez me hacen más fuerte o eso quiero entender", ha concluido.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana