Reutilización del agua: nuevas medidas contra los efectos del cambio climático en Baleares

Redacción | 07/07/2021

La nueva propuesta de proyecto del Plan Hidrológico de la Demarcación Hidrológica de las Islas Baleares (tercer ciclo 2022-2027) pone el foco en la relación entre los recursos hídricos y los efectos del cambio climático. El proyecto se hizo público este martes a través del Boletín Oficial de las Islas Baleares (BOIB) con un margen de seis meses para plantear alegaciones.

Esta nueva propuesta se centra en el estado de emergencia climática y sus consecuencias en los recursos hídricos. La Dirección General de Recursos Hídricos (DGRH) plantea diversos objetivos centrados en la adecuación de la gestión de la demanda, la mitigación de los efectos de inundaciones y sequías y la conservación de la biodiversidad asociada a los humedales.

Según han explicado en una nota de prensa, “los planes hidrológicos constituyen las herramientas de gestión de los recursos hídricos de las demarcaciones hidrográficas y tienen como objetivo conseguir el buen estado de todas las aguas de su ámbito de aplicación, que en el caso de Baleares incluye no sólo las aguas superficiales y subterráneas, sino también las costeras”.

Así, el plan establece el fomento del uso de aguas regeneradas como prioridad principal durante los próximos años en el archipiélago. De esa forma plantean diversas actuaciones que afectan a todas las administraciones implicadas en la gestión del ciclo integral del agua.

La DGRH prevé tramitar la modificación normativa necesaria para poder destinar parte del canon de saneamiento a proyectos de reutilización. Además, también pronostican diversas medidas centradas en la mejora del saneamiento y la depuración de las aguas residuales urbanas gestionada, en su mayoría, por la Agencia Balear del Agua.

Por otra parte, el Plan Hidrológico propone que los municipios ejecuten mejoras en la gestión de las redes de alcantarillado y prohibirá el vertido de salmueras al alcantarillado así como el vaciado total de piscinas en la red, salvo casos excepcionales.

ORGANIZACIÓN DE LOS RECURSOS

Para garantizar el buen estado cuantitativo de los acuíferos, las entidades involucradas sugieren que aquellos núcleos que estén utilizando agua subterránea de una masa sobreexplotada y tengan acceso a la red en alta o lo puedan tener, deban utilizarla obligatoriamente.

Además, se rebajará la asignación de los recursos disponibles en el 80% (en contraposición al actual 100%) para garantizar que la explotación de los acuíferos en ningún caso supere este porcentaje respecto del total con una dotación máxima de 250 litros por habitante y día teniendo en cuenta la población de derecho y la estacional.

En cuanto a la gestión de la demanda y la suficiencia de recursos, se dotarán de mayor entidad los Planes de Gestión sostenible del agua de los ayuntamientos, por lo que se prevé su revisión periódica, así como un sistema de control del grado de ejecución.

En el ámbito ambiental, se redactará y aprobará una estrategia de mantenimiento y recuperación de zonas húmedas que reforzará la labor de protección iniciada durante los ciclos anteriores.

Además, para aumentar la transparencia y facilitar el acceso a la información, se creó el Visor del agua como herramienta de información, disponible en la Infraestructura de Datos Espaciales de las Islas Baleares que gestiona el Servicio de Información Territorial de las Islas Baleares y que se puede consultar aquí.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana