Quejas entre los vecinos del Port d'Alcúdia por las constantes obras en la zona

Redacción | 15/04/2021

Desesperación y hastío entre los vecinos del Port d'Alcúdia por las interminables obras en la zona. Al parecer, varios residentes han expresado sus quejas tras años de molestas reformas en sus calles, pero el Ayuntamiento del municipio no da respuestas.

Un vecino del lugar, responsable de un negocio en la calle Mare de Déu del Carme, se ha puesto en contacto con Crónica Balear y ha asegurado que hace cinco años que la calle de su local sufre obras, lo que supone molestias para sus clientes y un perjuicio para su tienda.

Una página de vecinos de Alcúdia en Facebook acumula más de 40 comentarios de personas que lamentan la situación de la zona y que dicen no entender el objetivo de tantas reformas en las calles.

"Llevo cinco años así. Un año quitan un cable de alta tensión, otro año levantan la acera, y este año se han puesto a hacer zanjas", recuerda el comerciante. La semana pasada, una de las empleadas de su negocio tuvo que llamarle para avisar de que no podía entrar en la tienda porque, además de las zanjas que ya habían abierto, el suelo estaba lleno de material de obra y no se podía pasar.

Los vecinos aseguran que esto se produce casi continuamente y sin previo aviso ni explicación. "Yo paso a diario por tu calle y está siempre hecha un desastre", le responde otro vecino al comerciante en el grupo de Facebook. Algunas de las calles colindantes y cercanas están igual, pese a que muchos de los vecinos ni siquiera conocen el objetivo de estas obras.

"Nos han dejado las calles hechas una auténtica porquería, con algún que otro pegote de cemento y restos de polvo, arena, grava" y otros materiales de obra, exclama uno de los vecinos en una publicación en la que se pregunta "el objetivo real de tanto interés en cambiar las aceras para dejarlas igual o peor".

Los vecinos conviven con el ruido de obras a primera hora de la mañana, la suciedad y el polvo en los coches y los balcones, y el mal estado permanente de las calles. Hastiado, el comerciante de Mare de Déu del Carme se puso en contacto con la alcaldesa de Alcúdia, Bàrbara Rebassa, para tratar de solucionar la situación. En todo caso, este comerciante asegura que se hubiera conformado con saber cuál es el objetivo de tantas obras, o conseguir que se avise a los afectados con antelación cuando se van a hacer reformas. Sin embargo, nunca obtuvo respuesta.

"Yo iría a casa de la alcaldesa y abriría una zanja delante de su casa, para que sepa lo que es. Porque estoy seguro de que en la calle de su casa no hay obras", lamenta el empresario, que de momento tiene que vérselas con las obras de su calle cuando le traen género a la tienda o cuando sus clientes no pueden aparcar cerca del local.

Con todo, los vecinos del Port d'Alcúdia estudian presentar una queja formal para tratar de frenar la situación. "Espero que el mal hacer, la mala organización y la falta de respeto a los vecinos se solucione pronto", concluye el mensaje original que ha desencadenado decenas de quejas de vecinos afectados.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana