Medidas frente al COVID para el nuevo curso escolar en Baleares

Redacción | 08/09/2021

El curso escolar 2021-2022 en Baleares contará con 173.482 alumnos, 3.113 más que el año anterior, y empezará siendo totalmente presencial, para lo que se mantendrán la mayoría de medidas de seguridad sanitaria frente a la COVID-19.

Según ha explicado este miércoles el conseller de Educación y Formación Profesional, Martí March, en rueda de prensa, este aumento se debe especialmente al incremento en las matrículas de formación profesional. Por contra, el curso pasado solo aumentó en 118 alumnos, "una cifra extraordinariamente baja".

Con todo, el conseller ha insistido en que Baleares es la única comunidad que tiene un crecimiento constante de alumnos, cifrado en más de 26.000 en los últimos diez años -una media de más de 2.000 alumnos nuevos cada curso-.

Respecto al número de profesores, la cifra se mantendrá similar a la del año anterior. Concretamente, para este curso 2021-2022 se ha llegado a una cuota de 450 docentes --en 2020 fueron 567-- a la espera de que se sumen otros 80.

Además, se mantiene la iniciativa de 'profesorado exprés' para cubrir sustituciones inmediatas y "mantener la calidad de la atención de los alumnos". Estos son un total de 25, aunque su número podrá aumentar si la situación así lo requiere --el curso pasado acabaron siendo un centenar--.

También se recuperarán las ratios ordinarias anteriores a la pandemia, que son de 25 alumnos en primaria, 30 en secundaria y 35 en bachillerato. En Baleares, la media en todos los niveles educativos se encuentra por debajo de dichos ratios.

SE MANTIENEN ALGUNAS MEDIDAS COVID

En este "tercer curso COVID" seguirá siendo obligatorio el uso de la mascarilla, también en los patios, aunque se reducirá la distancia social a 1,2 metros en todos los niveles educativos.

Asimismo, "el alto porcentaje de vacunación", especialmente el del profesorado, ha sido una "variable fundamental" para eliminar la cuarentena obligatoria a los contactos estrechos que estén vacunados. "Es una forma de incentivar la vacunación y la presencialidad", ha añadido.

En cuanto al material de protección, a lo largo de este año se ha hecho una licitación por valor de más de 2,5 millones de euros en distintos productos de material de protección individual frente al coronavirus.

Aún así, se iniciará otro expediente de contratación de material adicional por valor aproximado de 400.000 euros para proveer de nuevo material a los centros que lo necesiten.

Además, está en proceso de adjudicación el servicio de limpieza extraordinario para el curso 2021-2022, que supone una inversión de 1,3 millones, 500.000 euros más que el curso pasado.

Por otro lado, el conseller ha destacado que Baleares "ha sido pionera en poner el acento sobre la ventilación", ya que durante el primer trimestre del curso pasado se facilitó a todos los centros públicos y concertados de las Islas aparatos de detección CO2 para medir la calidad del aire.

Ahora, está en proceso la licitación para que los centros públicos dispongan de estos filtros HEPA "y garantizar un nivel óptimo de purificadores" por valor de 1,7 millones euros. En cuanto a los concertados, se han aumentado los módulos de funcionamiento por un valor de 460.000 euros.

"Esto significa que de cada tres aulas, dos tendrán filtros HEPA que se podrán ir repartiendo entre unas y otras", ha añadido March.

También se mantendrá la dotación adicional para monitores de comedor en los centros públicos, "para garantizar el número de turnos suficientes de comedor". Esta dotación es de 7 millones de euros para becas de comedor, actualmente en plazo de solicitud para los futuros beneficiarios.

LA DIGITALIZACIÓN COMO COMPLEMENTO DE LA PRESENCIALIDAD

Para este curso 2021-2022, se destinarán 19 millones de euros en la adquisición de 5.000 aulas digitales de los fondos de cooperación.

Esto, ha explicado March, "refuerza la línea impulsada hasta ahora en Baleares con la creación del Ibsteam, la mejora de la conectividad en todos los centros educativos y el impulso de la formación".

Además, se distribuirán más de 7.000 dispositivos este nuevo curso, que se añaden a los 8.000 del curso anterior, "especialmente dirigidos a familias vulnerables" para poner fin a la brecha digital.

DOS CENTROS NUEVOS Y 11 GRANDES AMPLIACIONES

El nuevo curso arrancará con dos centros nuevos: el CEIP de Alcúdia y el CEIP y escoleta de Sant Ferran en Formentera.

Además, los alumnos estrenarán 11 grandes ampliaciones: CEIP Ses Cases Noves (Marratxí), CEIP Ses Comes (Manacor), CEIP Guillem Ballester i Cerdó (Muro), CEIP Punta de n'Amer (Sant Llorenç), IES Porto Cristo (Manacor), CEIP Sa Torre (Manacor), el IES Cap de Llevant (Maó) y CEIP Sant Carles (Santa Eulària).

A su vez, a lo largo del curso acabarán las ampliaciones del CEIP Escola Nova (Porreres), CEIP Simó Ballester y Museo de Educación e IES Isidor Macabich (Ibiza).

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana