Los usuarios de las residencias de Baleares podrán salir después de seis meses aislados

Redacción | 13/02/2021

Los usuarios de las residencias o viviendas supervisadas para personas mayores podrán salir del centro a partir de este domingo, después de que la Conselleria de Salud haya modificado las restricciones ante la mejora de la situación sanitaria en Mallorca. Desde agosto del año pasado, los usuarios están aislados en los centros, sin poder salir con sus familiares.

La dirección insular de Mayores del Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS) ha informado a primera hora de hoy sábado de la modificación publicada en el BOIB a las direcciones de los centros residenciales de la red asistencial de la isla (residencias públicas y privadas).

Esta medida afecta a las salidas de los residentes, que hasta ahora sólo estaban autorizadas si eran salidas terapéuticas y siempre que estuvieran acompañados por un trabajador del centro. A partir de ahora se permiten las salidas con o sin pernocta de los usuarios autónomos o acompañados de un familiar en caso de los que necesiten asistencia.

Los residentes podrán salir siempre que hayan recibido formación sobre las medidas de higiene y seguridad y estén en condiciones de entender y poder cumplir. El usuario o su tutor legal, familiar o referente que se haga cargo de su cuidado, debe firmar una declaración responsable con el compromiso de cumplir las medidas sanitarias correspondientes al nivel de alerta vigente en la unidad territorial durante todo el tiempo que dure la salida.

El tiempo que la persona esté fuera del centro, debe seguir todas las medidas de seguridad dictadas para la población en general, como el uso de mascarilla, mantener la distancia de seguridad, el lavado de manos frecuente y ventilación de las zonas cerradas, así como todas aquellas que estén establecidas en cuanto a número de personas en reuniones sociales y encuentros familiares, limitación de personas de diferentes núcleos familiares etc.

Cuando se trate de salidas con pernocta superiores a 72 horas, antes de que la persona usuaria vuelva al centro se debe realizar una prueba PCR. No podrá volver a ingresar a la residencia hasta que tenga un resultado negativo o supere la enfermedad en caso que sea positivo.

En cuanto a las visitas, se mantienen las mismas medidas que se aplicaban hasta ahora. Los residentes podrán recibir una visita de una persona al día de un máximo de una hora y con supervisión del personal de la residencia, siempre que en el centro no haya ningún brote activo y se respeten todas las medidas de seguridad e higiene .

No se permiten las visitas ni las salidas a residentes o visitantes que hayan sido contacto estrecho de una persona con COVID, que tengan la enfermedad o presenten síntomas. Desde el IMAS, como miembros del equipo de coordinación sociosanitaria, se apoyará a los centros residenciales y se vigilará el correcto cumplimiento de las nuevas medidas. 

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana