Los centros educativos de Baleares: ¿lugares seguros o focos de contagio?

Leonela Paucar | 30/05/2021

EP

Los centros educativos han podido completar este año académico con la docencia semipresencial. La situación epidemiológica en Baleares, actualmente a la baja, ha permitido que colegios e institutos pudieran mantener un mínimo horario de enseñanza cara a cara, sin recurrir de nuevo a las clases 100% online, como el año pasado.

La baja incidencia en la comunidad y el creciente ritmo de vacunación -con la previsión del Gobierno central de tener vacunada al 70% de la población a finales de verano- conducen a pensar en una docencia totalmente presencial para el curso que viene.

Este curso 2020-2021, que ya llega a su fin, ha transcurrido en medio de recurrentes medidas polémicas: la semipresencialidad (criticada por aumentar la desigualdad entre alumnos sin recursos); las ventanas abiertas en invierno o las mascarillas obligatorias (un gasto diario inasumible para algunas familias).

En junio de 2020 se establecieron las primeras medidas para la vuelta a clases de los alumnos, aunque a lo largo del curso se han modificado y añadiendo más. Ahora, el Govern ya prepara las del curso que viene y plantea que la presencialidad total en todos los estudios y centros.

En el caso de las escoletas las circunstancias han sido diferentes. Y es que los niños menores de seis años no están obligados a usar la mascarilla y a esas edades no es posible establecer un distanciamiento social.

“LAS MEDIDAS ADOPTADAS POR EL GOBIERNO HAN SIDO SUFICIENTES”

María de los Llanos Martínez es la directora de la escoleta Sa Miloca, ubicada en Ca's Concos, en Palma. En el centro educativo que dirige no han detectado en todos estos meses ningún contagio entre los alumnos.

Defiende las medidas adoptadas por el Gobierno en lo que se refiere a las escoletas. Comenta que tras las últimas reuniones con la Conselleria, se prevé empezar el año con las mismas circunstancias con las que lo terminan. De momento siguen con la misma normativa que el período actual.

“SE PREVÉ PARA EL AÑO QUE VIENE UNA PRESENCIALIDAD TOTAL”


El conseller de Educación del Govern balear, Martí March, considera que los contagios en las aulas han sido mínimos, y defiende las medidas adoptadas por la institución que dirige.

Con respecto a la ventilación en las aulas, a pesar de las innumerables críticas, el conseller asegura que es una medida que quieren mantener en el período lectivo de 2021 a 2022.

Martí March subraya el suministro de equipos informáticos o conexiones Wifi a los alumnos en situación de vulnerabilidad. Gracias a esto, sostiene, los resultados académicos de infantil y primaria no solo no han empeorado, sino que han mejorado.

Con el 80% de los profesores de las Islas vacunados, el objetivo que prevé el conseller para el próximo periodo lectivo es que todos los alumnos vuelvan a tener clases 100% presenciales.

“NO ME SIENTO DEL TODO SEGURA CON QUE MIS HIJOS ACUDAN AL COLE”

Marilyn es madre de tres niños, dos de ellos escolarizados en centros de Baleares. El mayor, de 13 años, va al instituto y la mediana, de 9, cursa Primaria en el CEIP Infante Don Felipe, en Llucmajor.

Recalca que, a pesar de que en este centro no se han producido contagios, la educación presencial no le transmite confianza, ya que constantemente ve en los medios que sí hay contagios en los centros educativos.

De momento, a falta de apenas unas semanas para dar por acabado este segundo curso en tiempos de coronavirus, el año académico ha logrado superar los embistes de las olas de contagios. Ahora, con un horizonte mucho más esperanzador, al menos, en cuanto a datos sanitarios, la presencialidad parece afianzarse y volver más y mejor en septiembre.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana