Las viviendas turísticas cierran una "digna" temporada turística en Baleares

Redacción | 27/10/2021

La Asociación de Viviendas de Alquiler Turístico de Baleares (Habtur) cierra este octubre una temporada "digna", que en los meses de julio y agosto llegó a alcanzar cotas de ocupación de hasta el 80%, si bien en noviembre se prevé un importante descenso de la actividad, con un nivel de reservas del 30% en estos momentos.

Así lo han explicado este miércoles en una rueda de prensa el presidente y la gerente de Habtur, Toni Barceló y Maria Gibert. Desde la patronal toman con cautela las cifras, ya que aunque las de julio y agosto se acerquen a las de 2019, la temporada "empezó tarde" y todavía no se igualan los datos prepandemia.

"Podemos decir que se ha aguantado el golpe, y haciendo un balance global ha sido una temporada digna pero no muy positiva", ha declarado Gibert.

"NO TENÍAMOS CLARO QUE PUDIÉRAMOS ACABAR LA TEMPORADA"

Desde Habtur ya encaraban el arranque de la temporada con "incerteza", y en ese sentido están satisfechos por haber superado las expectativas iniciales. "Con los brotes de principios de verano no teníamos claro que pudiéramos acabar la temporada, hemos podido y con datos bastante aceptables", ha comentado Barceló.

El comienzo de la temporada --marzo, abril y mayo-- fue "bastante flojo", y realmente se ha empezado a recuperar la actividad "de agosto en adelante". A partir de entonces la temporada fue "casi normal", con cifras de ocupación superiores al 80%; septiembre y octubre, por su parte, han oscilado entre un 60 y un 70%.

No obstante, Habtur ha detectado notables diferencias por tipologías: el producto estrella son las casas unifamiliares con piscina, ya que los huéspedes "buscaban estar aislados sin compartir zonas comunes". En cambio, en los apartamentos la demanda ha sido un poco más baja.

También se observan diferencias por zonas: por ejemplo, las que dependen más del mercado británico, con más problemas para viajar por las restricciones de la pandemia, han tenido una temporada "más floja". Es el caso de Calvià o Pollença.

Respecto a las nacionalidades de los huéspedes, ha habido un buen comportamiento del mercado alemán, y "excelente" en el caso de los españoles, que "han sustituido en parte al mercado británico". También presentan buenas cifras los franceses, pero se ha notado una bajada entre los nórdicos, un mercado que "este año no se ha terminado de recuperar".

Por otro lado, los precios se han mantenido similares a los de los dos últimos años. Los principales canales de comercialización son los portales de venta directa --como Airbnb o Booking--, así como agencias locales y extranjeras enfocadas al alquiler vacacional.

IMPORTANTE DESCENSO EN NOVIEMBRE

Para noviembre, un mes que habitualmente es "muy irregular", se prevé un importante descenso de la actividad. Un 50% de los establecimientos cierran sus puertas porque no cuentan con calefacción y, por ello, no se pueden ofrecer en noviembre.

Entre los que permanecerán abiertos, la previsión con las reservas actuales es de un 30% de ocupación. No obstante, desde Habtur han matizado que todo depende del comportamiento de las reservas de última hora, cada vez más comunes.

Además, Barceló ha dicho que esperan "ver cómo afecta" a las viviendas de alquiler vacacional el incremento de la oferta de vuelos a Baleares.

Estos datos corresponden fundamentalmente a viviendas turísticas de Mallorca e Ibiza, e incluyen solamente establecimientos de funcionamiento legal, ya que la patronal no admite asociados sin licencia. Habtur, al igual que los hoteleros, está a favor de una mayor regulación ya que los pisos turísticos ilegales son pare ellos "competencia desleal". "Perjudica a la gente que lo hace bien", ha apuntado Gibert.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana