La nominada por Biden a directora de Inteligencia dice que desclasificará el informe sobre el caso Jashogi

EP | 20/01/2021

Reuters

La nominada por el presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, al cargo de directora de Inteligencia Nacional, Avril Haines, ha asegurado que desclasificará el informe sobre el asesinato en 2018 del periodista Yamal Jashogi en el interior del consulado de Arabia Saudí en la ciudad de Estambul.

"Por supuesto. Cumpliré con la ley", ha resaltado Haines durante una vista en el Senado de cara a su confirmación ante la pregunta del senador John Wyden. El Congreso aprobó en diciembre de 2019 una ley que contenía una cláusula que exigía la publicación de este documento.

Durante la vista, Haines ha destacado que "para ser efectiva, la Dirección de Inteligencia Nacional no debe temer decir la verdad al poder, incluso cuando hacerlo sea inconveniente o difícil", según ha recogido la cadena de televisión estadounidense CNN.

"Para salvaguardar la integridad de nuestra comunidad de Inteligencia, la Dirección de Inteligencia Nacional debe insistir en que, cuando se trata de Inteligencia, no hay lugar para la política", ha dicho, al tiempo que ha desvelado que Biden "ha dejado absolutamente claro que espera que la comunidad de Inteligencia le presente un análisis apolítico".

Haines, antigua subdirectora de la CIA y viceasesora de Seguridad Nacional bajo la Presidencia de Barack Obama, se convertiría en la primera mujer en dirigir la comunidad de Inteligencia en caso de ser confirmada, un cargo creado tras los ataques del 11 de septiembre de 2001.

La pareja sentimental de Jashogi, Hatice Cengiz, reclamó en diciembre a Biden que publique el informe clasificado de la CIA sobre el suceso una vez que llegue a la Casa Blanca y recalcó que ello "ayudaría mucho a desvelar la verdad sobre quién es responsable del asesinato de Yamal".

El informe de la CIA no ha salido hasta ahora a la luz, si bien varios medios estadounidenses han indicado que el documento concluye con un nivel "medio o alto de confianza" que el príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salmán, ordenó el asesinato del periodista, que colaboraba con el diario 'The Washington Post'.

En este sentido, la relatora especial de la ONU sobre ejecuciones extrajudiciales, Agnes Callamard, que realizó una investigación del caso, dijo en junio de 2019 que las pruebas sugieren que Bin Salmán y otros altos cargos serían responsables del asesinato. Posteriormente, dijo que los fallos finales eran "una parodia de justicia".

EL ASESINATO DE JASHOGI

Jashogi, un periodista crítico con la casa real saudí y que trabajaba para 'The Washington Post', desapareció el 2 de octubre de 2018 tras entrar en el consulado saudí en Estambul para gestionar unos documentos para poder casarse con Cengiz, su novia.

Allí, fue asesinado y descuartizado y su cuerpo fue sacado fuera del edificio, según la versión oficial que ofrecieron las autoridades saudíes, después del escándalo en torno a su desaparición y muerte a nivel internacional. Sus restos no han sido hallados por ahora.

El proceso judicial en Arabia Saudí llegó a su fin el 7 de septiembre cuando, tras el proceso de apelaciones, fueron condenadas a penas de cárcel ocho personas por su responsabilidad en el asesinato, reduciendo así la pena de muerte dictada en diciembre de 2019 contra cinco de ellas.

Saud al Qahtani, antiguo asesor de Bin Salmán y uno de los principales sospechosos, fue liberado por falta de pruebas. Asimismo, el 'número dos' de la Inteligencia saudí, Ahmed al Asiri, y el cónsul general de Arabia Saudí en Estambul en el momento del crimen, Mohamed al Otaibi, fueron exonerados.

Sin embargo, Cengiz y la organización pro Derechos Humanos Democracia para el Mundo Árabe Ahora (DAWN) presentaron en octubre una demanda civil en Estados Unidos contra el príncipe heredero saudí por su presunto papel en el asesinato de Jashogi.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana