La mejor estrategia para reducir las emisiones globales de metano

EP | 27/05/2021

Las emisiones de gases de efecto invernadero de la producción ganadera varían mucho en diferentes partes del mundo debido a las prácticas agrícolas, así como al número, tipo y producto alimenticio de animales. - FAO

Adoptar una dieta basada en plantas puede ayudar a reducir la huella de carbono de una persona. Pero un nuevo estudio encuentra que mejorar la eficiencia de la producción ganadera será una estrategia aún más efectiva para reducir las emisiones globales de metano.

El nuevo estudio analizó la intensidad de las emisiones de metano de la producción ganadera en todo el mundo, en otras palabras, cuánto metano se libera por cada kilogramo de proteína animal producida, y realizó proyecciones de emisiones futuras. Los autores encontraron que en las últimas dos décadas, los avances en la agricultura han hecho posible producir carne, huevos y leche con una huella de metano cada vez más pequeña.

Sin embargo, algunos países no han tenido acceso a la tecnología que permite estos avances. Los autores muestran que será necesario mejorar la eficiencia de la ganadería, especialmente en algunas economías emergentes, para realizar recortes significativos en las emisiones de metano.

Se predice que estos esfuerzos tendrán un mayor impacto que simplemente alentar a las personas a comer menos carne, según el nuevo estudio, publicado en AGU Advances. Según los autores, los resultados del documento pueden ayudar a informar la política climática futura, y los métodos desarrollados en el estudio permitirán a los países realizar estimaciones actualizadas de sus emisiones de metano del ganado. También enfatizan que estas mejoras no deben producirse a expensas del medio ambiente, como puede ocurrir en las granjas industriales.

"No respaldamos el sistema de ganadería industrial para la mitigación del metano, porque causa muchos otros problemas ambientales como contaminación, manejo fallido del estiércol y cambios en el uso de la tierra para granos y forrajes de alta calidad", dijo en un comunicado Jinfeng Chang, científico ambiental de la Universidad de Zhejiang. y primer autor del nuevo estudio. "Hay muchas otras formas más sostenibles de mejorar la eficiencia".

A nivel mundial, la cría de animales para obtener leche, carne y huevos representa un tercio de las emisiones de metano humanas. Las vacas lecheras y de carne son las que más contribuyen, debido en parte a su gran número. Además, las vacas son animales rumiantes, como búfalos, ovejas y cabras, y los microbios en sus entrañas producen metano como subproducto de la descomposición de sus alimentos. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), las emisiones de metano del ganado aumentaron más del 50% entre 1961 y 2018, y se espera que continúen aumentando a medida que aumente la demanda de productos animales, especialmente en países con poblaciones en crecimiento y ingreso.

En el estudio, los autores crearon nuevas estimaciones de la producción mundial de metano a partir del ganado utilizando los métodos más recientes propuestos por el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC). A continuación, calcularon la eficiencia productiva de cada país, utilizando datos de producción ganadera de la FAO. El análisis examinó todo tipo de productos animales, incluida la leche y la carne de vacuno, búfalos, cabras y ovejas, productos porcinos, aves de corral y huevos.

De 2000 a 2018, incluso cuando las emisiones totales aumentaron, la intensidad de las emisiones de la mayoría de los tipos de ganado disminuyó a nivel mundial a medida que la producción se volvió más eficiente. Esta caída se debió a prácticas avanzadas de cría y mejoras en la nutrición, que crearon animales que produjeron más leche y carne.

Cuando los autores analizaron las emisiones de metano en escenarios futuros, vieron que, si bien comer menos carne ayudará, continuar con estas ganancias en la eficiencia de la producción tiene aún más potencial para reducir el metano, especialmente en países con baja eficiencia y alta producción futura. Calculan que, en un escenario socioeconómico "Business-As-Usual" (sin hacer nada), las mejoras agrícolas en los 10 países principales con mayor potencial para reducir el metano podrían representar entre el 60% y el 65% de la disminución de las emisiones globales de metano para 2050 debido al aumento de la eficiencia.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana