La Justicia de El Salvador condena a 183 años de prisión al líder de una célula de la Mara Salvatrucha

EP | 15/04/2021

Integrantes de una mara salvadoreña en prisión -Reuters

La Justicia de El Salvador ha condenado este jueves a 183 años de prisión a José Roberto Ayala, el líder de una célula de la Mara Salvatrucha, por los delitos de extorsión, conspiración y proposición para cometer homicidio.

Junto a Ayala, jefe de la célula Centro, han sido condenados otros 27 pandilleros, algunos a más de cien años de prisión. Todos ellos extorsionaban a comerciantes formales e informales en la capital salvadoreña, San Salvador.

El juez ha fundamentado su sentencia en escuchas telefónicas, en las que puede escucharse a los pandilleros exigir a sus víctimas sumas de dinero. En una de ellas, piden a un comerciante 10.000 dólares (más de 8.300 euros) a cambio de no atentar contra su vida y la de su familia, según la información recogida por el diario local 'El Mundo'.

Asimismo, siete de los acusados han sido absueltos, ya que no se ha logrado establecer participación entre ellos y los crímenes que se imputaban al resto.

El juez ha afirmado en el juicio que la célula Centro de la Mara Salvatrucha tiene como finalidad llevar a cabo actos ilícitos y que sus miembros cumplen diferentes roles. En este sentido, ha destacado que se trata de una organización estructurada de forma jerárquica que trabaja a través de acciones coordinadas, sobre todo por teléfono.

La Mara Salvatrucha --abreviada como MS, Mara y MS-13-- es una organización internacional de pandillas criminales cuyas actividades incluyen el narcotráfico, la extorsión, el contrabando de armas, el secuestro, el robo y los asesinatos por encargo, entre otras. Se originó en Los Ángeles (California, Estados Unidos) y se ha expandido a Canadá, México, Guatemala, El Salvador, Honduras y otros países de Europa, como Italia, Portugal y España.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana