La expresidenta del IMAS rechaza que no se conocieran casos de explotación de menores tuteladas antes de 2015

Redacción | 04/03/2021

La expresidenta del IMAS en la etapa 2015-2019, Margalida Puigserver, en la comisión política sobre explotación sexual infantil

La expresidenta del Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS), Margalida Puigserver, en la etapa 2015-2019 ha rechazado este jueves que en la institución no se conocieran casos de explotación de menores tuteladas antes de 2015.

Durante su comparecencia en la comisión política del Consell que estudia este asunto, Puigserver ha afirmado que en memorias anuales de los años 2012 y 2013 ya aparecen referencias a casos "no de explotación sexual infantil, pero sí de prostitución y corrupción de menores".

Con todo, a preguntas del conseller del PI Antoni Amengual, Puigserver ha reconocido que no puede afirmar que los casos que se reseñan en las memorias fueran casos de abusos a menores estando ya tuteladas por el IMAS, o si se trataba de casos de abusos en el entorno familiar que se derivaban a la Unidad de Valoración de Abuso Sexual Infantil (Uvasi) del IMAS.

Sin embargo, ha argumentado que cree que se trataba de lo primero, porque aparecen como derivaciones hechas directamente desde el servicio de protección de menores.

En detalle, ha mencionado que constan dos casos en 2012, uno en 2013, cuatro en 2014 y siete en 2015. En este sentido, Puigserver ha dicho que "no daba crédito" al enterarse de que sus predecesores dijeron no tener conocimiento de este tipo de casos en la sesión anterior de la comisión. "Viendo estos datos, me extraña que digan que ignoraban que antes de 2015 había estos casos", ha declarado.

En esta línea, Puigserver ha protestado señalando que este asunto no surgió "como una seta en julio de 2015". "Creo que quedó claro que ya existía", ha añadido.

La exconsellera de Bienestar Social ha reconocido que los casos detectados aumentaron hasta 2019, pero considera que este incremento es atribuible a una mayor formación y concienciación por parte de los técnicos; por ejemplo, insistiendo en que si los menores llegaban a los centros con ropa nueva, un móvil nuevo u objetos que no tenían se debía sospechar, notificar e investigar.

No obstante, ha dicho no saber por qué había casos que tardaban más de un año en enviarse a fiscalía. "Desconozco el motivo", ha respondido, a preguntas de Amengual.

LAMENTA QUE LA GUARDIA CIVIL NO TENÍA COMO PRIORITARIAS LAS FUGAS

Durante su comparecencia, Puigserver ha lamentado que "había una instrucción de la Guardia Civil que no contemplaba como prioritarias las fugas" de menores de los centros, "desde el momento en que la salida era voluntaria". "Si llamabas porque un menor no había vuelto, y no sabías donde estaba y te preocupaba, no le daban prioridad", ha dicho.

Con todo, Puigserver ha asegurado que las relaciones institucionales con las fuerzas de seguridad no eran malas. "Había una buena predisposición, pero siempre puede ser mejor", ha indicado, echando en falta una mayor "celeridad" para actuar ante los avisos por fugas.

Cabe recordar que estos centros no son de justicia juvenil, y que por lo tanto no son de régimen cerrado; más que de fugas, se habla de "salidas no autorizadas". Puigserver ha defendido que se trabajó "muchísimo para evitar las fugas" pero que "siempre habrá fugas, es inevitable".

Puigserver ha incidido también en la importancia de la educación afectivo sexual que se imparte a los menores, ante el "riesgo" que puede suponer el acceso fácil a las redes sociales. Sobre esto, ha dicho que los medios de comunicación "pueden ayudar en positivo" para contribuir a que las "víctimas potenciales" sean "conscientes de que hay un peligro" y "que debe haber tolerancia cero hacia los abusadores".

EXCESIVA ROTACIÓN DE LOS EDUCADORES

Igualmente, Puigserver ha advertido de la necesidad de evitar la excesiva rotación de los educadores para poder proporcionar una atención más personalizada a los menores.

En este aspecto, ha criticado que "el principal problema fueron los efectos de la 'Ley Montoro'", porque implicó que "el Consell, que funciona como un ayuntamiento, no pudiera contratar gente".

En conjunto, Puigserver ha defendido su gestión al frente del área. "Estoy muy satisfecha de la tarea que se hizo durante mi etapa en el IMAS. Hemos puesto las bases para que el actual equipo pueda continuar consolidando servicios y trabajando más", ha afirmado.

Sentimiento general

1
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


  • Io - Marzo 05, 2021 a las 17:37
    Eso de no haber explotación sexual , pero si prostitución... A mi me suena a lo mismo... Jose mi opinionResponder 0
Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana