La evidencia más antigua de agua líquida en el Sistema Solar

Redacción | 25/01/2021

Meteorito de Flensburg con corteza de fusión negra: partes de la corteza de fusión se perdieron durante el vuelo a través de la atmósfera. El pequeño fragmento, que pesa 24,5 gramos, tiene unos 4.500 millones de años. - A. BISCHOFF / M. PATZEK, UNIVERSITÄT MÜNSTER

Un meteorito caído en el norte de Alemania en 2019 contiene evidencia de la presencia más temprana de agua líquida en un objeto planetario del Sistema Solar.

La sonda de iones de alta resolución, un instrumento de investigación del Instituto de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Heidelberg, proporcionó las mediciones, según un comunicado de esta universidad.

La investigación del Grupo de Investigación en Cosmoquímica dirigido por el profesor Mario Trieloff fue parte de un estudio de consorcio coordinado por la Universidad de Münster con científicos participantes de Europa, Australia y Estados Unidos.

El meteorito que cayó a la Tierra en septiembre de 2019, apodado el meteorito Flensburg por el lugar donde se encontró, está clasificado como condrita carbonosa, una forma de meteorito muy inusual y rara.

Según el profesor Addi Bischoff y el doctor Markus Patzek de la Universidad de Münster, el hallazgo es bastante único: "En el Sistema Solar temprano, la roca estaba ampliamente expuesta a un fluido acuoso y, por lo tanto, formó silicatos y carbonatos que contienen agua". Los investigadores del Instituto de Planetología ven el meteorito como un posible bloque de construcción que pudo haber entregado agua al planeta Tierra desde el principio.

El meteorito de Flensburg se fechó en la Universidad de Heidelberg utilizando la sonda de iones. "Tales mediciones son extraordinariamente difíciles y desafiantes, porque los granos de carbonato en la roca son extremadamente pequeños. Además, las mediciones isotópicas deben ser muy precisas, tomadas dentro de un rango muy estrecho de solo unos pocos micrómetros de diámetro, más delgado que un cabello humano ", explica Thomas Ludwig del Instituto de Ciencias de la Tierra. El método de datación se basa en las tasas de desintegración de un isótopo natural: la desintegración del radionúclido de vida corta 53Mn, que todavía estaba activo en los inicios del Sistema Solar.

"Utilizando este método, las determinaciones de edad más precisas hasta el momento indicaron que el asteroide padre del meteorito Flensburg y los carbonatos se formaron solo tres millones de años después de la formación de los primeros cuerpos sólidos en el Sistema Solar", explica el profesor Trieloff. Los carbonatos son, por tanto, más de un millón de años más antiguos que los carbonatos comparables en otros tipos de condritas carbonáceas.

Además de las determinaciones de edad basadas en el radionúclido 53Mn, los diminutos granos de carbonato también se examinaron para determinar su composición de isótopos de carbono y oxígeno con la ayuda de la sonda de iones de Heidelberg. Los carbonatos aparentemente precipitaron de un fluido relativamente caliente poco después de la formación y calentamiento del asteroide original. "Por lo tanto, evidencian la presencia más antigua conocida de agua líquida en un cuerpo planetario en el Sistema Solar temprano", afirma el cosmoquímico.

En total, 41 investigadores de 21 instituciones en Alemania, Francia, Suiza, Hungría, Gran Bretaña, Estados Unidos y Australia contribuyeron al estudio, que fue publicado en la revista Geochimica et Cosmochimica Acta.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana