La borrasca 'Hortense' barre Manacor y deja un centenar de incidencias

Redacción | 25/01/2021

Francisco José Villegas

El pasado viernes fue un día ajetreado en la Policía Local de Manacor, que tuvo que atender un centenar de incidencias que dejó la borrasca 'Hortense' tras barrer con fuerza el municipio. El cuerpo se ocupó de, al menos, un centenar de servicios urgentes priotarios, una cifra que sobrepasa con creces lo que se suele demandar habitualmente.

En Manacor se registraron al menos 95 servicios, que se cubrieron por orden de prioridad. En la zona costera se registraron otros 35 servicios de diversa índole. En total se tiene constancia de 130 incidencias por el temporal, teniendo en cuenta que durante un día normal la Policía Local de Manacor atiende entre 15 y 20 servicios. Los agentes han explicado que la centralita quedó colapsada, y las líneas telefónicas saturadas.

Del total de servicios, 38 fueron árboles caídos en la calzada, que suponen un peligro para la circulación de personas y coches. También cayeron a la vía pública farolas y rótulos publicitarios, y en 15 servicios se desprendieron varios tejados de distintos tamaños.

En 14 ocasiones se avisó de daños en vehículos, y en varios de los 14 servicios había más de un vehículo afectado. La Policía realizó 15 servicios por cableado caído, cuatro por casetas de contadores desprendidas sobre la vía pública, 13 servicios desprendimiento de fachadas, cornisas o parte de ellas, cuatro servicios por vidrieras de locales caídas y fracturadas en la vía pública, dos señales de tránsito y cuatro antenas arrancadas de su superficie, tres servicios por decoración navideña desprendida y colgando, cinco por contenedores de basura desplazados y ocupando la calzada, un servicio por desprendimiento de una claraboya de una vivienda hasta la vía pública, cuatro por cajas de corriente eléctrica caídas, y un accidente.

De hecho, la Policía Local tuvo que acudir incluso cuando se desprendió parte del techo del Hospital de Manacor, que al estar hecho de uralita obligó a los agentes a ponerse equipos de protección individual (EPI) para prevenir una intoxicación con el amianto.

Uno de los desprendimientos de techo fue en el antiguo instituto Antoni Maura, que ahora es un centro de formación para adultos. Sin embargo, el alcalde del municipio ha asegurado que no hay daños personales que lamentar. A este servicio tuvieron que acudir los Bomberos e incluso personal del Ayuntamiento, además de la Policía Local de Manacor.

Además, los agentes tuvieron que cortar el tráfico en la carretera de Calas de Mallorca durante un servicio de caída de árbol en mitad de la calzada, pues suponía un peligro para la circulación.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana