Gran expectación ante la final de la Superyacht Cup Palma 2021

Redacción | 26/06/2021

Superyacht Cup
Superyacht Cup
Superyacht Cup
Superyacht Cup
Superyacht Cup
Superyacht Cup
Superyacht Cup
Superyacht Cup
Superyacht Cup
Superyacht Cup
Superyacht Cup

La histórica regata Superyacht Cup Palma 2021 finaliza este sábado con una jornada final y decisiva. La Bahía de Palma será escenario del colofón a una seguido de días de competiciones náuticas de gran calibre. 

Sacando el máximo partido a las condiciones, la dirección de regata del Real Club Náutico de Palma planteaba este viernes recorridos diferentes para las dos clases del New Zealand Race Day, en la segunda jornada de este 25 aniversario de la prueba.

Tras un breve aplazamiento, los cuatro participantes de la Clase A eran enviados a tomar la boya de Nueva Zelanda, tras la que recorrerían un tramo largo de costa hasta otra marca situada justo al lado del pequeño puerto de Sa Rápita, a unos 30 kilómetros al sureste de Palma.

Mientras tanto, los cinco contrincantes de la Clase B se enfrentaban a un recorrido más compacto de cinco tramos en la Bahía de Palma, donde el debutante Ravenger, de 46 metros, repetía su victoria del jueves, siendo primero en tiempo real y haciéndose con la victoria general tras la aplicación del sofisticado sistema de compensación, que permite competir entre sí a superyates de diferente diseño, peso, tamaño y velocidad.

El pequeño balandro Baiurdo VI, diseñado por Giles Vaton, subía una posición en la tabla, quedando segundo, y dejando a Ganesha en tercera plaza, ayudado quizá por el hecho de que a su rival se le ha volado uno de sus gigantes spinnakers.

“Al ser uno de los barcos más pequeños de la flota, somos mucho más maniobrables que los yates de 46 metros", aseguraba la capitana de Baiurdo, Kristyn Gills.

“Es una gran ventaja para nosotros, especialmente en el manejo del 'spinnaker': podemos izarlo más rápido y soltarlo más tarde que los demás. Estamos muy contentos de escalar hasta la segunda posición, el barco navega cada vez mejor y ese es el objetivo principal”.

Y añadía: “Todos se lo están pasando genial. El armador está feliz de volver a competir después de un par de años y de estar en la regata. Tenemos un equipo increíble, hay muy buen humor a bordo y es muy profesional”.

También en la Clase B, el Scorpione of London, uno de los tres superyates más grandes, con 46 metros de eslora, también ha sido capaz de mejorar su marca de ayer, superando a su igualmente imponente rival Aquarius.

Su capitán Clive Walker aseguraba: “Cuando navegamos en línea recta podemos competir con los demás, pero cambiar de rumbo nos complica la vida. Lo hemos hecho muy bien en todo el recorrido, sin cometer errores y al final hemos llegado a la línea de meta alcanzando velocidades altas, y eso ha sido muy emocionante para el propietario, sus invitados y amigos”

Todos somos competitivos de corazón y lo estamos haciendo lo mejor que podemos con un precioso barco. Hemos competido en la Superyacht Cup Palma muchas veces a lo largo de los años, y se ha convertido en una regata bastante prestigiosa, una que todos los propietarios quieren hacer”.

En Clase A, con un recorrido más largo, los resultados han sido idénticos a los de la jornada inaugural, con Nilaya obteniendo una nueva victoria por delante de Missy y Shamanna, que entraban con solo unos segundos de diferencia en la línea de meta, protagonizando un intenso duelo y con el barco más pequeño de la flota, Umiko, ocupando de nuevo el cuarto lugar.

Sin embargo, la Superyacht Cup Palma no trata solo de la clasificación, como aseguraba la tripulante de Umiko, Helena Lucas, regatista paralímpica británica que ganó una medalla de oro en la clase 2.4mR en los Juegos de Londres en 2012.

"Ser parte de un equipo tan grande es maravilloso", señalaba. “Obviamente en 2.4m navegaba sola, y ahora soy parte de un equipo fantástico. Todos se cuidan unos a otros, hay verdadera camaradería y muchas bromas. Es muy divertido y lo estoy disfrutando mucho.

“Mi papel en el barco es el de trimmer de la mayor. Como es un barco tan grande, todo es pulsar un botón, por lo que es un mundo completamente diferente, ¡y tengo que asegurarme de llevar puestas las lentillas para poder ver los mandos en el mástil!”

Lo que me encanta de la navegación es que tiene muchos aspectos diferentes. Obviamente, competir a nivel paralímpico y ahora en la Superyacht Cup Palma es completamente diferente. Estoy aprendiendo todo el tiempo y es fantástico”, comentaba.

A su regreso a tierra tras la prueba, los participantes tuvieron la oportunidad de probar la extraordinaria bicicleta con foils Manta5.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana