Gómez Noya: "Hay muchas posibilidades de que haya un español en el podio en Tokio"

Redacción | 22/03/2021

AFP7

El triatleta español Javier Gómez Noya ha asegurado que hay "muchas posibilidades de que haya un español en el podio" de la prueba de triatlón de los Juegos Olímpicos de Tokio, que estará "más abierta" que otros años, y ha descartado retirarse después de la cita olímpica, además de señalar que "tampoco" descarta "cien por cien" aspirar a estar en París 2024.

"Espero no cerrar mi ciclo en el triatlón, independientemente del resultado. Podría cerrar el ciclo en la distancia olímpica, pero no tengo pensado retirarme después de Tokio. Espero seguir, en larga distancia o donde sea", declaró durante el Santander Talks de Banco Santander que ha tenido lugar este lunes con motivo de la inauguración del Santander Work Café de Vigo.

Aun así, el gallego, de 37 años, es consciente de que la cita de este verano podrían ser "la última oportunidad" olímpica, aunque es optimista e incluso mira a 2024. "Tampoco descarto cien por cien París. Es una buena oportunidad para conseguir un buen resultado, porque me estoy encontrando bien. No sé dentro de tres años cómo me voy a encontrar, tengo que pensar en el presente", subrayó.

"Ahora mismo no me lo planteo demasiado. Pero casi descartaba también ir a Tokio, y aquí estoy. No voy a decir que no rotundamente. Espero seguir varios años más como profesional. Hemos visto el rendimiento de deportistas con más de cuarenta años en ciclismo y otros deportes de resistencia, no sería imposible", añadió.

Además, el ferrolano reconoció que haber conquistado la medalla de plata en Londres 2012 le quita bastante presión. "Saber que tengo una medalla olímpica me hace afrontarlo muy tranquilo. En Pekín, que venía de dominar ese año, sentía mucha más presión y no tenía la experiencia para gestionarla", apuntó, y aseguró que el accidente que le impidió acudir a Río 2016 llegó "en un momento muy inoportuno". "Soy consciente de que estoy expuesto a eso, pero es un riesgo que hay que asumir. Es mejor no pensar en ello y extremar las precauciones", afirmó.

"(Estos Juegos) Los afronto con más experiencia, pero también con más años. Me estoy encontrando bien. La experiencia en competiciones importantes es algo bueno, especialmente en una situación tan atípica, con tan pocas competiciones. El año pasado apenas se pudo competir, y los que tenemos más experiencia quizás no echamos tanto de menos la competición como los jóvenes, que necesitan foguearse más", advirtió.

"LA CARRERA VA A ESTAR MUY ABIERTA"

Sobre la prueba, cree que será "más abierta" que en las ediciones anteriores, aunque lo "ideal" sería que fuese "parecida a la que se vio en Río". "Va a ser una carrera más abierta", expresó. "Los favoritos serán los que vimos en el Mundial de 2019. Van a estar los Vincent Luis, Mario Mola, Fernando Alarza, los noruegos... Hay chavales jóvenes que han pegado un salto de calidad, que están corriendo muy deprisa. A diferencia de otros Juegos Olímpicos, que los Brownlee y yo éramos claros dominadores, en este caso está mucho más abierto", reiteró.

Así, el deportista afincado en Pontevedra, que considera que las Series Mundiales de Yokohama y Leeds servirán para verse "en competición de alto nivel", no descarta que España pueda colgarse una medalla. "Estadísticamente, hay muchas posibilidades de que haya un español en el podio, no es ninguna locura. Es una carrera de un día, hay que competir", dijo, reconociendo que Francia "quizás es el equipo más potente".

También descarta que va a haber tácticas de equipo en España. "Cada uno va a competir para sí mismo. Tanto Mario como Fernando son serios candidatos a las medallas; yo me considero también un candidato. Habrá situaciones de carrera en las que nos interese colaborar, pero de entrada nadie va predestinado a trabajar para nadie", expuso.

"Al estar muy abierta, habrá gente buscando una escapada a la salida del agua para eliminar a los buenos corredores. Va a haber una lucha importante. Mi estrategia es nadar bien, salir delante, y, si hay un corte, eliminar a muchos de los buenos corredores y jugarnos la carrera entre nosotros. Muchas veces lo que tienes pensado que va a ocurrir no ocurre, y tienes que estar muy fuerte para poder solventar la carrera", analizó.

También se mostró abierto a participar en el relevo mixto si así lo decide el seleccionador. "Estoy disponible si considera que puedo ser uno de los integrantes del relevo. No es una distancia que me entusiasme, porque es muy corta, pero saldría a dar el máximo", señaló.

"ME HE DEMOSTRADO QUE PUEDO ESTAR A MI MEJOR NIVEL"

En otro orden de cosas, explicó que en la cita nipona serán muy trascendentales "el calor y la humedad", y que para ello harán "una primera concentración en calor" en Cozumel (México), "en condiciones similares" durante el mes de abril para adaptarse al "calor extremo" de Tokio. "La temperatura era de 29 grados, bastante más de lo habitual; la piscina climatizada está a 27-26 grados, y uno o dos grados de diferencia se nota mucho a esas temperaturas. Trataré de hacer algunas sesiones con traje de neopreno", indicó.

También confirmó que viajará a Tokio "entre una semana y diez días" antes de la competición. "Tampoco queremos estar demasiado tiempo allí, porque las condiciones para entrenar son un poco peores", dijo. "Nadie me ha dicho nada de cómo va a ser la 'burbuja'. Lo tengo pensado como si fuera una carrera normal, pero a lo mejor los protocolos nos obligan a cambiar algo", expresó.

En cuanto a cómo trabajó en estos meses de pandemia, Gómez Noya reiteró que "no ha sido un año en blanco, ni mucho menos". "Es cierto que en marzo hice un pequeño descanso, pero luego volví a la competición en el mes de agosto y llegué a un nivel bastante bueno", recordó, y confesó que se ha centrado en "prestar atención más a cosas técnicas", como "algún ángulo en la brazada" o el "trabajo de prevención de lesiones pensando en la carga".

En este sentido, recordó que el cuerpo "no responde igual cuando tienes 25 que cuando tienes 37". "La clave es saber adaptarse en tu forma de entrenar y recuperarte. Soy capaz de llegar a mi mejor nivel, pero no de la forma en la que lo hacía antes. Hay que cuidar el cuerpo un poco más. Me he demostrado que puedo estar a mi mejor nivel; ayer mismo, en una subida, hice el mejor tiempo de siempre. No puedes hacer lo mismo que hace 15 años", subrayó.

"Voy de forma mucho más progresiva, compito cuando me siento preparado. Antes, podía competir una semana aquí, otra en América y la siguiente, en Australia. Ahora, trato de evitar esas palizas y de recuperarme bien entre carreras. Entre las sesiones duras, tengo que dejar un poco más de espacio", relató.

Por último, sobre su incursión en la larga distancia, reconoció que le permitió "salir" de su "zona de confort". "Ha habido mucho aprendizaje. No fue muy complicado volver -a la distancia corta-, en la primera carrera hice segundo. No me ha afectado negativamente. Las competiciones que hice en 2019 me hacen ver que sigo teniendo ese punto competitivo en corta distancia", concluyó.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana