Fiscalía pide más de 1.000 años de cárcel para un etarra que atentó en Madrid

EP | 19/01/2021

EFE

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha confirmado este martes su petición de pena para el miembro de ETA Juan Luis Rubenach, alias 'Txurdo', 'Honorio' o 'Julio', a 1.020 años de cárcel por su participación en el atentado que tuvo lugar en noviembre de 2001 en la calle Corazón de María de Madrid contra el que fuera subsecretario de Política Científica Juan Junquera, en el que 95 personas resultaron heridas.

Así lo ha dicho la fiscal Ana Noé ante el tribunal de la Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, que ha elevado a definitivas su escrito de acusación en el que acusa a Rubenach por el delito de depósito de armas de guerra y municiones y explosivos, dos delitos de estragos terroristas y 97 delitos de asesinato terrorista en grado de tentativa.

Según ha precisado durante su exposición de informe de conclusiones, no atribuye el delito de pertenencia a organización terrorista porque ya fue condenado en Francia. También han solicitado sentencia condenatoria las acusaciones particulares y la acusación popular ejercida por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT).

Por su parte, la defensa de Rubenach ha solicitado la absolución al entender que "no existe prueba de cargo válida y suficiente" que permita condenar por el atentado contra Juan Junquera, quien salió ileso, ni de conspiración para atentar.

"No existe ningún testigo ni cámara de seguridad que sitúe en el lugar de los hechos ni en las vigilancias al señor Rubenach", ha dicho la abogada, que ha agregado que el hecho de que el acusado estuviera en el piso de Salamanca en el que se almacenaba el material explosivo no supone ninguna prueba de la participación de su defendido en el atentado.

HECHOS PROBADOS EN OTRAS SENTENCIAS CONTRA EL 'COMANDO MADRID'

Para la representante del Ministerio Público sí que hay pruebas suficientes contra Rubenach, empezando porque los hechos por los que se le acusa ya están probados en anteriores sentencias que condenaron a miembros del 'comando Madrid'. Precisamente, la dictada en octubre de 2005 que impuso más de 1.000 años de prisión a Ana Belén Egües y Aitor García Aliaga relata "la totalidad de la vida del 'comando Madrid', autor del atentado de la calle Corazón de María de la capital, ha recordado.

La fiscal ha afirmado que ya quedó acreditado que Rubenach "fue el primer miembro del comando que llegó a la capital en septiembre de 1999 y el último miembro que abandonó el comando". En este sentido, ha apuntado que el hecho de que el acusado no estuviera permanentemente en Madrid no supone impedimento alguno para que sea condenado, pues existen otras sentencias respecto a miembros del comando "que no estuvieron en la totalidad de la actividad sangrienta, sino que fueron llegando y abandonando según las necesidades de la organización".

Asimismo, ha resaltado las declaraciones que han prestado en la vista oral testigos que reconocieron en comisaría la fotografía de Juan Luis Rubenach, quien se escondió en Salamanca bajo la identidad de Honorio; así como las ofrecidas hace unos años ante el juez por los considerados autores materiales del atentado contra Juan Junquera (que salió ileso), Ana Belén Egües y Aitor García Aliaga, quienes también han testificado en este juicio.

Aunque García Aliaga no ha ratificado estas declaraciones ante el tribunal de la Audiencia Nacional que ha juzgado a Rubenach, alegando que fueron manifestaciones realizadas bajo presión y malos tratos por la Policía, la fiscal Noé ha restado credibilidad a esta denuncia afirmando que este hecho nunca fue puesto en conocimiento de ningún órgano judicial ni de ningún forense.

Por tanto, ha utilizado como prueba contra Rubenach lo declarado por García Aliaga en su día, como por su compañera de comando, Ana Belén Egües, sobre que los explosivos se elaboraron en el piso de Salamanca que alquiló el acusado y que éstos se trasladaban a Madrid en un coche de alquiler.

También ha destacado que Rubenach no se dedicaba a las "labores domésticas" en el piso de Salamanca, como dijo este lunes Egües, sino que tenía funciones como almacenar en disquetes informáticos la información que compañeros de comando obtenían de vigilancias a posibles objetivos de atentados.

FORMACIÓN DEL 'COMANDO BURO AHUSTE', QUE ACTUARÍA EN LA CAPITAL

Según relata el escrito de acusación de la Fiscalía, la tregua anunciada por ETA el 15 de septiembre de 1998 y que duró hasta el 25 de noviembre de 1999 sirvió a la banda terrorista para "reclutar, adiestrar y rearmar a los grupos que la componían, a fin de crear estructuras estables en los distintos lugares de actuación asignados".

De esta forma, los responsables del aparato militar de la organización terrorista ETA, Juan Antonio Olarra Gudiri y Ainhoa Múgica --condenados por este atentado-- reunieron en un piso de Francia a distintos miembros de la organización para la formación del denominado 'comando Buro Ahuste', que tendría como objetivo actuar en la capital de España.

Allí, Rubenach recibió junto con Ana Belén Egües, Ivan Apaolaza y Gorka Palacios, unos cursillos sobre la utilización de armas y explosivos. Una vez terminado el adiestramiento, el acusado alquiló un piso en Salamanca.

La Fiscalía subraya en su escrito que fruto de las informaciones obtenidas por la dirigente del 'comando Buro Ahuste', Ana Belén Egües, y por el integrante del grupo Gorka Palacios --también condenado en firme por estos hechos--, en base al número de matrícula del vehículo oficial que les había facilitado Olarra Gudiri, tuvieron conocimiento de los itinerarios y horarios que solía realizar el alto cargo del Ministerio de Ciencia.

El 6 de noviembre de 2001, sobre las 09.00 horas, siguiendo las instrucciones de Egües, García Aliaga accionó el mando a distancia que hizo explosionar un coche-bomba al paso del vehículo ocupado por Junquera, que salió ileso.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana