El Govern interviene dos residencias en Campos y en Porto Cristo para frenar un brote de COVID

Redacción | 25/01/2021

La Conselleria de Salud y Consumo ha ordenado la intervención de la residencia de ancianos Sor María Rafaela y la Residencia del Hospital de Llevant después de que se hayan detectado dos brotes de COVID que a día de hoy afectan 17 usuarios y cuatro profesionales positivos.

Según ha explicado el Govern, en las visitas sucesivas que el equipo del Servicio de Salud ha hecho en el centro, se ha constatado que es necesaria la colaboración con los servicios públicos para frenar la propagación de la COVID.

En cuanto a la residencia de ancianos Sor María Rafaela, ubicada en Campos, el brote afecta siete usuarios, todos hospitalizados, y dos trabajadores. Los otros 15 usuarios permanecen aislados en el centro.

Cabe recordar que esta residencia recibió la primera dosis de la vacuna el día 5 de enero y el brote se detectó día 7, cuando un trabajador dio positivo en un cribado programado.

En cuanto a la Residencia del Hospital de Llevant, tiene diez usuarios positivos, todos hospitalizados, y dos trabajadores positivos. Otros 41 residentes permanecen aislados. Esta residencia recibió la vacuna día 7 de enero y el brote se detectó en un cribado rutinario que se hizo el día 17.

Desde el primer momento, los profesionales de la Subdirección de Atención a la Cronicidad se han desplazado a la residencia para evaluar la situación de las personas afectadas y garantizar una asistencia adecuada, así como para apoyar a la dirección en la implementación del plan de contingencia y en la sectorización del centro.

El objetivo es poner en marcha circuitos de atención y llevar a cabo formación in situ a los trabajadores que trabajan, sobre todo en cuanto al uso de equipos de protección individual, desarrollo de nuevos circuitos, delimitar zonas limpias y sucias, etc.

La Conselleria de Salud y Consumo también ha dictado una resolución para intervenir, durante 20 días, el control de la gestión sanitaria asistencial en relación con todos los procesos relacionados con la COVID del centro de servicios sociales de carácter residencial.

Asimismo, se ha designado un coordinador sanitario. Las funciones son controlar, coordinar y dirigir la actividad asistencial sanitaria del centro, dirigiendo el equipo de personal de la residencia y, en su caso, lo que asigne el Servicio de Salud de las Islas.

A partir de ahora, el personal, el equipo directivo y la titularidad de este centro, así como los propios residentes, se regirán por las instrucciones, órdenes y disposiciones de este coordinador.

Desde el principio de la pandemia, el equipo de coordinación sociosanitaria formado por directivos de los consells insulares de Menorca, Ibiza y Formentera, del IMAS y de las consejerías de Servicios Sociales y Deportes y de Salud y Consumo, hacen un seguimiento diario de la situación en los centros, que deben disponer de un plan de contingencia y cumplirlo.

Cabe recordar que el Govern ha intervenido hasta ahora 14 residencias para personas mayores desde el inicio de la pandemia. Durante la segunda ola han sido Bell Entorn, Seniors Inca (dos veces), DomusVi Can Carbonell, DomusVi Santanyí, la residencia del Hospital de Llevant (dos veces), la residencia Reina Sofía, Es Ramal, San Luis, Seniors Pollença, DomusVi Alcudia, Fontsana y Sor María Rafaela. Durante la primera ola fueron Oasis y DomusVi Palma.

Asimismo, también se han intervenido tres residencias de personas con discapacidad, las tres durante la segunda ola: Amadiba 325, la Nueva Residencia del Patronato Juan XXIII (Inca) y Ocho Vientos (Aspace).

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana