El Gobierno se reafirma en su decisión de no reconocer la independencia de Kosovo

EP | 28/11/2021

EP

El Gobierno se ha reafirmado una vez más en su decisión de no reconocer la independencia de Kosovo, si bien ha defendido que mantiene un "planteamiento constructivo" respecto a esta cuestión que pasa por apoyar una solución dialogada al contencioso entre Belgrado y Prístina.

Así se lo ha hecho saber en una respuesta parlamentaria a la diputada de Junts Mariona Illamola, que había preguntado sobre su postura con respecto a "las aspiraciones de Kosovo" de entrar en la UE.

En este sentido, el Ejecutivo recuerda su postura de "no reconocimiento de la declaración unilateral de independencia adoptada por Prístina en 2008, por ser un acto unilateral".

No obstante, añade, "desde un planteamiento constructivo, considera que es el momento de hacer un esfuerzo definitivo para solucionar la cuestión del territorio de Kosovo en el marco del diálogo entre Belgrado y Prístina con un acuerdo respetuoso con el Derecho Internacional".

En lo que se refiere a las aspiraciones europeas de este territorio, el Gobierno se muestra "activamente favorable a la política de ampliación de la Unión Europea y cree plenamente en la necesidad de dar un renovado impulso a la incorporación de los Balcanes Occidentales".

Precisamente Illamola también preguntó al Ejecutivo por la cumbre celebrada entre la UE y los Balcanes Occidentales que tuvo lugar a principios de octubre en Eslovenia y a la que acudió el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

En concreto, la diputada catalana había planteado si el Gobierno no consideraba que "daña la imagen de España vetar las banderas, símbolos y el cartel protocolario de un país, Kosovo" en dicha cita, en referencia al hecho de que para facilitar la asistencia de Sánchez y de los mandatarios de otros países de la UE que no reconocen a la antigua provincia serbia se acordara no usar ningún tipo de símbolo en el evento.

EL GOBIERNO DEFIENDE SU PARTICIPACIÓN

"La posición de no reconocimiento no implica dejar de participar, por el hecho de que también lo haga Kosovo, en aquellos foros (...) en los que participan todos los socios de la Unión Europea y la propia Serbia", ha esgrimido el Gobierno, parafraseando lo que dijo el propio Sánchez durante la citada cumbre.

Asimismo, desde Moncloa se ha recalcado que "España tiene un gran interés en reforzar su presencia global en los Balcanes Occidentales, en los ámbitos político, económico-comercial y cultural" puesto que considera que "es una región con enormes potencialidades".

En cuanto al hecho concreto de que no se mostraran ni la bandera ni los símbolos de Kosovo, el Gobierno ha explicado que su participación debe cumplir "determinadas condiciones" acordadas en el seno de la UE y que aceptan tanto los países que reconocen la independencia como los que no --Grecia, Eslovaquia, Chipre y Rumanía, además de España--.

Este formato, ha abundado el Gobierno en su respuesta, también ha sido "aceptado por Belgrado y por Pristina para facilitar la participación de ambos en foros regionales", refutando con ello que se pueda ver afectada la imagen de España, como planteaba la diputada de Junts.

Precisamente, hace dos semanas, PNV y Bildu aprovecharon la comparecencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ante el Pleno del Congreso de los Diputados para informar de la cumbre con los Balcanes para reclamar que se reconozca "de una vez" la independencia de Kosovo, recordando entre otras cosas que la selección española de fútbol se ha enfrentado a la kosovar de cara a la clasificación del Mundial de Qatar.

Sánchez evitó responder a la interpelación, defendiendo que "lo importante" es trabajar para que haya un acuerdo entre Serbia y su antigua provincia y rechazando cualquier comparación de este caso con Cataluña o País Vasco.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana