El Consell de Mallorca colabora con los cazadores para repoblar el conejo de campo en la isla

Redacción | 17/02/2021

El Consell de Mallorca y la sociedad de cazadores de Muro 'La Becada' han realizado recientemente una repoblación con 40 conejos de campo en una área del municipio adaptada para su cría y supervivencia, con la construcción de siete refugios de piedra y una metodología específica para el seguimiento de la especie.

Según ha señalado la institución insular en un comunicado, además de la repoblación, la sociedad de cazadores hará un seguimiento poblacional con el fin de conocer la evolución y evaluar el éxito de la actuación.

Esta tarea se coordinará con el personal técnico especializado del Servicio de Caza y se hará con una metodología científica que permitirá estimar la densidad de la especie y disponer de datos sobre la actividad y la abundancia.

Esta actuación, han explicado, se enmarca dentro del 'Proyecto de recuperación del conejo de campo', que el Servicio de Caza del Consell de Mallorca puso en marcha en 2016, con el fin de recuperar la presencia de esta especie, clave en hábitats mediterráneos.

El proyecto surgió después de que el conejo de campo sufriera de manera generalizada una bajada de población, a causa de la enfermedad de la neumonía hemorrágica vírica, que provocó la muerte de numerosos ejemplares en muy poco tiempo y redujo la densidad a mínimos históricos.

Coincidió, además, con un momento en que las poblaciones ya estaban malogradas por la 'mixomatosis', otra enfermedad vírica que, como la neumonía, continúa afectando las poblaciones actualmente.

BALANCE DEL PROYECTO

Desde el inicio del proyecto se han hecho 36 actuaciones en toda la isla, que han permitido completar 14 repoblaciones con conejos de campo sanitariamente y genéticamente adecuados, puesto que previamente se ha evaluado la idoneidad de las zonas de la isla susceptibles de ser donadoras de ejemplares, verificando que no presenten hibridación o características propias de conejo doméstico, de forma que se consiga una adaptación mayor al medio y la viabilidad.

Hay que tener en cuenta, han añadido, que para favorecer el éxito de la repoblación, las personas responsables del coto o del área repoblada no cazan los conejos, se comprometen a mantener las condiciones óptimas del hábitat aportando alimento y agua y favoreciendo la existencia de áreas de refugio, además de controlar el estado de los animales.

El conseller insular de Promoción Económica y Desarrollo Local, Jaume Alzamora, ha explicado que la actuación es un ejemplo de la colaboración de la institución insular con el colectivo cazador, con ambas partes mostrando su compromiso con una gestión sostenible de los recursos cinegéticos.

Precisamente, han sido los socios y directivos de la sociedad de cazadores quienes han construido los 'clapers' −constucciones de piedra que sirven de refugio−, una actuación, además, subvencionada por el Fondo de Garantía Agraria y Pesquera (Fogaiba).

La tarea ha consistido a adecuar el área de repoblación, seguir las especificaciones técnicas del proyecto y favorecer la disponibilidad de recursos para la aclimatación y para el mantenimiento de los conejos repoblados.

Las tareas de captura y manejo de los ejemplares se han hecho siguiendo los protocolos rigurosos para conseguir la máxima supervivencia y bienestar de los ejemplares repoblados.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana