El Ayuntamiento de Palma insiste en regular el precio de la vivienda y pide "responsabilidad" a los propietarios

Redacción | 08/01/2021

La concejala de Modelo de Ciudad, Vivienda Digna y Sostenibilidad, ha considerado que el sector inmobiliario en Palma muestra una "continua tendencia a la especulación con precios desproporcionados e inaccesibles para los residentes".

Ha insistido este viernes en que "es imprescindible que las administraciones públicas intervengan en el mercado inmobiliario, regulando el precio de la vivienda. Debemos garantizar un derecho fundamental que se encuentra en peligro ".

Truyol ha manifestado que el "derecho a una vivienda digna es una responsabilidad compartida entre todos los agentes económicos y sociales".

El Ayuntamiento ha explicado que por este motivo promueve, junto al Govern, la construcción de vivienda pública y el fomento de nuevas fórmulas de acceso a una vivienda.

"Pero también necesitamos contar con la corresponsabilidad del sector privado del mercado inmobiliario, que debe promover y ofrecer vivienda asequible para todos, no sólo vivienda de lujo o de precios elevados, ya que podría provocar una expulsión de la población con recursos económicos bajos o medios. Y esto tiene una consecuencia directa: la expulsión de la mayoría de la población residente de sus barrios", ha explicado Truyol.

Esta corresponsabilidad también queda recogida en la Ley de Vivienda, que en su artículo 15, explica la obligación de garantizar la cohesión social, eficiencia energética y de optimización de recursos: "Las dinámicas del mercado inmobiliario encaradas únicamente a la maximización de los beneficios económicos no es socialmente responsable y no cumple porque no se adapta a la variabilidad y la diversidad de la composición de las unidades familiares o de convivencia ya las necesidades de grupos específicos de población , que esta normativa recoge ".

RADIOGRAFÍA REAL DE LA PROBLEMÁTICA DE LA VIVIENDA

En los últimos cinco años el precio de la vivienda se ha visto incrementado en un 50%, aunque en 2020, a raíz de la crisis sanitaria provocada por la COVID ha disminuido un 5%.

"Esto evidencia que volvemos a vivir una segunda burbuja inmobiliaria, y con consecuencias muy graves que causan una gran crisis social por las dificultades extremas para acceder a una vivienda a precio razonable. Esta crisis afecta especialmente a las clases trabajadoras y populares con una disminución de ingresos que dañan su capacidad para pagar la vivienda. Muestra de esta realidad es el incremento de las ayudas sociales que no paran de crecer, mientras los casos de órdenes de desahucios previsto están en un promedio de un desahucio en día", ha dicho la concejala.

"La Administración tiene una deuda histórica con la vivienda pública y los últimos años estamos trabajando intensamente para corregirlo", ha aclarado Truyol.

REIVINDICACIONES 

Por todo esto, el área de Modelo de Ciudad, Vivienda Digna y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Palma ha reivindican herramientas jurídicas y económicas para:

  • Limitar los precios de los alquileres. "Influir en los precios de mercado desde la regulación administrativa es la única manera de obligar a la corresponsabilidad", han manifestado.
  • Corresponsabilizar los bancos de la situación, sobre todo cuando "incumplen deliberadamente la obligación legal de ofrecer alquileres sociales".
  • Suspensión inmediata e indefinida de los lanzamientos judiciales.
  • Perseguir los fondos buitre y hacer salir al mercado los pisos vacíos con las que especulan.
  • Nuevas promociones urbanísticas deben dar respuesta a las necesidades sociales, también estando obligadas a un porcentaje de vivienda a precios asequibles.

"Crecer en consumo de territorio no frena ni regula los precios de la vivienda. Por eso los nuevos presupuestos atienden a las necesidades de los próximos 20 años, apostando por un decrecimiento y el reaprovechamiento del espacio urbano ya existente, como es el caso de Son Busquets. A la vez se pone el foco en la construcción de viviendas nuevas a precios asequibles: la modificación del presupuesto contempla multiplicarlo por ocho en Palma", ha asegurado Truyol.

En 2019, Palma tenía 172.087 viviendas, y se prevé que pase a 201.252 viviendas en el próximo 2040, lo que supone sumar 29.165 viviendas nuevas.

El 47,58% de la vivienda nueva será vivienda protegida (7.808), en los nuevos urbanizables y suelos urbanos de transformación, como Son Busquets.

Actualmente, Palma cuenta con 0,89% de viviendas sociales entre los del PMV y el IBAVI, pero las proyecciones del nuevo Plan General harán que en 2040 llegue 6%, es decir 12.174 viviendas sociales. Esto significa que el nuevo Plan General multiplica por ocho la vivienda social y también significa multiplicar por cuatro la media estatal en vivienda asequible.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana