El agua escapa de Marte según distancia al Sol y tormentas de polvo

EP | 22/03/2021

Nave Mars Express - ESA

El escape el agua de Marte al espacio se acelera por las tormentas de polvo y la proximidad del planeta al Sol, y sugiere que algo de agua puede haberse retirado bajo la superficie.

Es la conclusión de nuevas investigaciones con la misión Mars Express de la ESA en órbita del Planeta Rojo.

Aunque es árido hoy en día, probablemente Marte fue alguna vez un mundo cubierto de agua como la Tierra. La evidencia de esto se ve en imágenes de vastos canales de salida formados por inundaciones, valles fluviales y deltas excavados en la superficie del planeta, así como en observaciones de radar de depósitos de agua líquida encerrados debajo del hielo y el polvo del polo sur de Marte.

El agua ahora solo puede existir en Marte en forma de hielo o gas debido a la baja presión atmosférica en el planeta, que es menos del 1% de la de la Tierra. Marte ha perdido gran parte de su agua durante los últimos miles de millones de años y todavía hoy pierde agua de su atmósfera.

Dos nuevos estudios, dirigidos por Anna Fedorova del Instituto de Investigación Espacial de la Academia de Ciencias de Rusia, y Jean-Yves Chaufray del Laboratoire Atmospheres Observations Spatiales de Francia, aclaran ahora cómo el agua se mueve a través y sale de la atmósfera de Marte. Revelan que este proceso se ve afectado por la distancia del planeta al Sol y los cambios en su clima, incluidas las masivas tormentas de polvo globales que a menudo se ven en el planeta.

DATOS OBTENIDOS POR SPICAM


Ambos estudios utilizaron conjuntos de datos extensos de varios años obtenidos por el instrumento SPICAM (espectroscopía para la investigación de las características de la atmósfera de Marte) del orbitador Mars Express de la ESA.

"La atmósfera es el vínculo entre la superficie y el espacio, por lo que tiene mucho que decirnos sobre cómo Marte ha perdido su agua", dice Fedorova. "Estudiamos el vapor de agua en la atmósfera desde el suelo hasta 100 kilómetros de altitud, una región que aún no se había explorado, durante ocho años marcianos", explica en un comunicado.

Fedorova y sus colegas encontraron que el vapor de agua permanecía confinado a menos de 60 kilómetros cuando Marte estaba lejos del Sol, pero se extendía hasta 90 kilómetros de altitud cuando Marte estaba más cerca del Sol. A través de una órbita completa, la distancia entre el Sol y el Planeta Rojo varía entre 207 millones y 249 millones de kilómetros.

Cerca del Sol, las temperaturas más cálidas y la circulación más intensa en la atmósfera evitaron que el agua se congelara a cierta altitud. "Entonces, la atmósfera superior se humedece y se satura de agua, lo que explica por qué las tasas de escape de agua se aceleran durante esta temporada: el agua se transporta más alto, lo que ayuda a escapar al espacio", agrega Fedorova.

En los años en que Marte experimentó una tormenta de polvo global, la atmósfera superior se volvió aún más húmeda, acumulando agua en exceso a altitudes de más de 80 kilómetros.

"Esto confirma que las tormentas de polvo, que se sabe que calientan y alteran la atmósfera de Marte, también llevan agua a grandes altitudes --asegura la investigadora--. Gracias al monitoreo continuo de Mars Express, pudimos analizar las dos últimas tormentas de polvo globales, en 2007 y 2018, y comparar lo que encontramos con años sin tormentas para identificar cómo las tormentas afectaron el escape de agua de Marte".

EL ESTUDIO DE CHAUFRAY


Este hallazgo está respaldado por una investigación dirigida por Chaufray, que modeló la densidad de los átomos de hidrógeno en la atmósfera superior de Marte durante dos años y exploró cómo esto se relacionaba con el escape de agua.

"Comparamos nuestros resultados con los datos de SPICAM y encontramos un buen acuerdo, excepto durante la temporada de polvo, cuando nuestro modelo subestimó la cantidad de hidrógeno presente", dice Chaufray, que indica que "se escapa mucha más agua a través de la atmósfera durante condiciones perturbadas de lo que predijo el modelo".

A lo largo de dos años marcianos, uno de los cuales experimentó una tormenta de polvo, el investigador y sus colegas estimaron que la tasa de pérdida de agua varió en un factor de aproximadamente 100, destacando el efecto significativo que las tormentas de polvo pueden tener en las tasas de pérdida de agua de Marte.

Los hallazgos muestran que Marte pierde el equivalente a una capa global de agua de dos metros de profundidad cada 1.000 millones de años. Sin embargo, incluso acumulada durante los 4.000 millones de años de historia de Marte, esta cantidad es insuficiente para explicar dónde se ha ido toda el agua de Marte.

"Una cantidad significativa debe haber existido alguna vez en el planeta para explicar las características creadas por el agua que vemos", dice Jean-Yves. "Como no todo se ha perdido en el espacio, nuestros resultados sugieren que esta agua se ha movido bajo tierra o que las tasas de escape de agua eran mucho más altas en el pasado".

Los resultados de Anna Fedorova, Jean-Yves Chaufray y sus colegas complementan los hallazgos recientes de la ESA-Roscosmos ExoMars Trace Gas Orbiter (TGO), que, desde 2018 y junto con Mars Express, ha monitoreado la distribución del agua por altitud en la atmósfera de Marte. Estos hallazgos sugirieron que la tasa de pérdida de agua de Marte puede estar relacionada con los cambios estacionales.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana