Dos exdirectivos de Repsol y CaixaBank, a las puertas del banquillo por espiar al expresidente de Sacyr

EP | 20/09/2021

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón ha propuesto juzgar al que fuera director de Seguridad Corporativa de Repsol Rafael Araujo y al ex jefe de Seguridad de CaixaBank Miguel Ángel Fernández Rancaño por el encargo al comisario jubilado José Manuel Villarejo para espiar al expresidente de Sacyr Luis del Rivero.

En un auto que pone fin a la instrucción, el titular del Juzgado Central de Instrucción Número 6 también procesa al propio Villarejo, a su socio Rafael Redondo, al policía Enrique García Castaño y al subdirector de Servicios de Apoyo de la Dirección de Seguridad Corporativa de Repsol Rafael Girona.

En este contexto, el magistrado atribuye a Araujo, a Fernández Rancaño y a Girona un delito de cohecho activo. Además, propone que se juzgue a Villarejo por cohecho pasivo y descubrimiento y revelación de secretos. A Girona, por su parte, le atribuye un delito de descubrimiento y revelación de secretos.

Asimismo, el juez ha decretado el sobreseimiento para los exdirectivos de Repsol Luis Suárez de Lezo, Joaquín Uris Lloret y Juan de Amunátegui así como para el de CaixaBank Antonio Masanell. Un decisión, señala el escrito, que llega después de que no se hayan encontrado elementos suficientes para atribuirles la comisión de los delitos investigados tras haber practicado todas las diligencias.

REPSOL Y CAIXABANK HABRÍAN PAGADO 413.600 EUROS A CENYT

Según relata García-Castellón, en 2011 el Grupo Cenyt confeccionó el 'Proyecto Wine', un encargo que tenía como objetivo investigar a Del Rivero, a su esposa Natividad Martínez, al colaborador de Del Rivero Rodrigo Álvarez, y al director financiero de Repsol Fernando Ramírez.

Como resultado de este encargo, los procesados habrían elaborado una serie de informes con los que la empresa de Villarejo accedió a información, llamadas telefónicas realizadas por Del Rivero y su entorno. Todo ello, "datos de carácter reservado a los que no se tiene acceso por fuentes abiertas ni registros públicos" que habrían sido facilitados por el entonces jefe de la Unidad Central Operativa (UCO) Enrique García Castaño.

Por este trabajo, 'Cenyt' habría recibido tres abonos en dos cuentas bancarias distintas y que ascenderían a un total de 413.600 euros: 218.900 corresponderían a pagos de Repsol y los 194.700 restantes a CaixaBank. Unos importes que se justificaban aludiendo a estrategias para la "recuperación de datos electrónicos en discos duros dañados o anulados".

Por último, el juez de la Audiencia Nacional explica que, en el momento de los hechos, Villarejo era comisario del Cuerpo Nacional de Policía. Entonces "no existía ninguna investigación policial en curso que justificase la solicitud de los tráficos de datos relativas a las personas investigadas" por el Grupo 'Cenyt'.

MANIOBRAS PARA APARTAR A DEL RIVERO DE LA PRESIDENCIA DE SACYR

En esta pieza, la número 21 de 'Tándem', se investiga el presunto encargo que ambas compañías habrían realizado al comisario en 2011 para evitar que mediante un acuerdo con la petrolera mexicana Pemex, otro de los grandes accionistas de Repsol, Sacyr Vallehermoso se hiciese con el control del consejo de administración presidido por Antonio Brufau.

El juez explicó en su momento que esa maniobra de Sacyr fue detectada por Repsol. Así, y con la ayuda de CaixaBank, paralizaron de manera temporal el desarrollo del plan elaborado por Luis del Rivero retirándolo de la presidencia de Sacyr Vallehermoso, y haciendo lo mismo con su hijo y con uno de sus colaboradores claves, Rodrigo Álvarez Vázquez, que era el encargado de Seguridad. Tras la salida de Del Rivero de la presidencia en octubre de 2011, éste contraataca y maniobra contra el presidente de Repsol, del que trata de obtener información delicada.

Como en otras piezas separadas de la causa, las diligencias se iniciaron gracias a la documentación que atesoraban tanto el comisario como su socio Redondo en sus domicilios. Cabe recordar que Villarejo durante años estuvo registrando reuniones y conversaciones con terceros hasta su detención en noviembre de 2017.

EL JUEZ ARCHIVÓ PARA REPSOL Y CAIXABANK

El pasado mes de julio el magistrado de la Audiencia Nacional decidió archivar para Repsol y CaixaBank, así como para el presidente de la primera, Antonio Brufau, y el ex presidente de la segunda, Isidro Fainé.

García-Castellón dio marcha atrás en estas imputaciones --que el mismo había ordenado-- tras escuchar en su juzgado a Brufau y Fainé, que comparecieron el pasado 7 de mayo, y a los representantes legales de Repsol y CaixaBank. Los investigados expusieron que fue un encargo lícito --para obtener información sin "acciones intrusivas"-- y que se hizo conforme a las normas vigentes, tanto legales como internas.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana