Demostración genómica de que hay cuatro especies de jirafa

EP | 07/05/2021

Las jirafas viven en las sabanas del África subsahariana, incluida Namibia. La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) los clasifica como “vulnerables”. - INSTITUTO SENCKENBERG

Visualmente, son apenas distinguibles, pero nuevos análisis genómicos demuestran que hay efectivamente cuatro especies distintas de jirafas y siete subespecies.

Este resultado fue obtenido por un equipo internacional dirigido por el profesor Axel Janke del Centro LOEWE de Genómica Traslacional de la Biodiversidad. Según sus análisis exhaustivos del genoma, los cuatro linajes de jirafas han evolucionado por separado durante miles de años. Las relaciones dentro del género de las jirafas se han debatido antes. Durante mucho tiempo se asumió que había una, luego cuatro y más tarde tres especies. El estudio publicado Current Biology aporta nuevos conocimientos sobre la evolución de las jirafas e información relevante para su adecuada conservación en África.

"La genómica, que consiste en estudiar toda la información genética de un ser vivo, abre nuevas posibilidades y puede ampliar nuestra perspectiva sobre las especies y su evolución, como sucedió ahora en el caso de las jirafas", explica en un comunicado el profesor Janke.

Los mamíferos africanos con el cuello largo deberían ser una sola especie, la jirafa, que fue generalmente aceptada durante mucho tiempo. Sin embargo, los estudios genéticos iniciales de 2016 del laboratorio de Janke indicaron que no hay una, sino cuatro especies diferentes de jirafas. Este revolucionario resultado, que se obtuvo junto con la Giraffe Conservation Foundation (GCF), es objeto de polémico debate entre investigadores y conservacionistas. Ahora, los análisis del genoma apoyan el modelo de cuatro especies.

El análisis de unas 200.000 posiciones en el ADN de un total de 50 jirafas confirma cuatro especies, a saber, jirafa del norte, jirafa del sur, jirafa reticulada y jirafa Masai. Comprenden un total de siete subespecies. Los datos también muestran que los cuatro linajes de jirafas comenzaron a evolucionar por separado entre ellos hace 230.000 y 370.000 años. Hay poco o ningún flujo de genes y mezcla entre ellos. Esto significa que las diferentes especies generalmente no se aparean en la naturaleza. En cautiverio, sin embargo, esto es posible bajo ciertas circunstancias.

"Los resultados del análisis del genoma tienen una gran importancia para la conservación de las jirafas", dice el doctor Julian Fennessy, director de GCF y coautor del estudio. Las poblaciones se han reducido drásticamente en el siglo pasado a alrededor de 117.000 jirafas salvajes. Fennessy: "Ahora queda claro que las jirafas restantes pertenecen a cuatro especies diferentes. Esto agrava aún más la situación. Por ejemplo, estimamos que quedan menos de 6.000 jirafas del norte en estado salvaje. Como especie, son uno de los grandes mamíferos más amenazados del mundo ".

Las jirafas se encuentran en las sabanas del África subsahariana desde Níger a través de Kenia y Namibia hasta Sudáfrica. Con hasta seis metros de altura, estos herbívoros son los mamíferos terrestres más grandes del mundo. Sus medios de vida están siendo diezmados en muchos lugares por la creciente demanda de tierras agrícolas. La caza ilegal y las condiciones políticamente difíciles complican su protección. La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) clasifica a las jirafas como "en peligro" en su Lista Roja de Especies Amenazadas. El modelo del modelo de cuatro especies no se ha tenido en cuenta hasta ahora, un hecho que podría cambiar ahora.

"Los datos disponibles son más informativos que nunca", dice Raphael Coimbra, investigador de SBiK-F (Senckenberg Biodiversity and Climate Research Institute) y autor del estudio. "Nuestros análisis del genoma se basan en una cantidad significativamente mayor de datos genéticos que los estudios anteriores".

En sus análisis, los investigadores compararon genomas de jirafas de todas las especies y subespecies previamente consideradas procedentes de un total de doce países y zoológicos africanos. Por lo tanto, el genoma de la jirafa Kordofan, una subespecie de la jirafa del norte en peligro crítico de extinción, fue completamente secuenciado por primera vez.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana