China se ha convertido en el principal acreedor del mundo

EP | 16/07/2021

DPA

China se está convirtiendo en el principal acreedor bilateral en el mundo a causa de la pandemia y esto traerá consigo una progresiva reestructuración de la deuda de los países más vulnerables y un incremento de las tensiones sociales, según ha señalado la analista de Riesgo País de Cesce, María José Chaguaceda.

Esta declaraciones han tenido lugar durante la presentación del informe de Cesce Panorama Internacional 2021, elaborado por el equipo de analistas de la Unidad de Riesgo País. El documento repasa temas como las consecuencias del excesivo endeudamiento mundial, el rol de la Unión Europea, la creciente influencia de Turquía como player en el Mediterráneo oriental y norte de África, el papel de EE.UU. y el indiscutible liderazgo de China.

Este año, el informe va más allá de la constatación de una recuperación económica global, que ya se ha iniciado, y se centra en el análisis de las principales secuelas de la pandemia. Además, anticipa los retos y desafíos que se ciernen sobre la economía global y que marcarán el escenario internacional tras la pandemia de Covid-19.

En ese contexto, las nuevas potencias emergentes han acelerado sus movimientos y las potencias maduras tratan de reaccionar a los nuevos desafíos. El nuevo informe de Cesce pone, precisamente, el foco en esos movimientos y estrategias geopolíticas y económicas de los grandes jugadores del tablero internacional.

CINCO PROTAGONISTAS CLAVE

China se ha convertido en el principal acreedor del mundo a causa de la pandemia, según Cesce

El primer capítulo, 'Pandemia de deuda', desgrana el sobreendeudamiento mundial derivado de las medidas de estímulo impulsadas para frenar el avance del virus. María José Chaguaceda, ha explicado que la cuarta ola de la pandemia se ha visto "agravada por la necesaria respuesta fiscal para frenarla", ha remarcado que "después de la enfermedad llega la deuda" y ha explicado que "ése es, precisamente, uno de los principales riesgos actuales desde el punto de vista macroeconómico".

Al respecto, Chaguaceda ha desglosado las principales características de ese elevado endeudamiento con respecto a otros anteriores y ha destacado que la actual "es una deuda sin precedentes, global, muy centrada en mercados emergentes y en desarrollo, y con un mayor porcentaje de deuda corporativa".

Para Chaguaceda, resultará crucial la coordinación de las políticas internacionales para abordar los problemas de endeudamiento actuales.

En el siguiente capítulo del informe, 'La Unión Europea, dueña de su destino', se aborda el rol y el futuro de los países de la zona euro, "que llevan una década prácticamente en crisis", como ha recordado la analista de Cesce Lucía Bonet. La analista ha abordado los retos de la UE y su capacidad de influencia global frente a la transformación del sistema de equilibrios internacional.

Además, ha subrayado que, aunque los fondos Next Generation EU suponen "un salto en la construcción de la UE", aún persisten retos internos como, por ejemplo, que "la UE debe recuperar su autonomía estratégica, no solo en el plano comercial sino también en defensa e inversión, y trabajar para superar las fracturas entre el norte y el sur de la Unión, las deficiencias en la arquitectura comunitaria y la dependencia tecnológica externa".

'La Pasión turca', el tercer capítulo, se centra en la creciente influencia de Turquía y en cómo su "neo-otomanismo" le ha convertido en un país activo en África, Oriente Medio y el Mediterráneo oriental, en muchos casos, adoptando una actitud intimidatoria, al estilo "make Turquía great again", que está tensionando las relaciones con Estados Unidos y con la Unión Europea.

Según ha avanzado el analista Pablo Arjona, "la economía y la geopolítica son dos caras de la misma moneda y, probablemente, Turquía seguirá marcando la agenda política porque las disputas no se han resuelto, Erdogan sigue imponiendo su estrategia y el país seguirá retando a las potencias regionales y occidentales".

El cuarto capítulo, titulado 'Trump, Biden y Oriente Medio', repasa la situación de Estados Unidos y su política respecto a Oriente Medio, especialmente, su respaldo incondicional a Israel, su 'vista gorda' hacia los comportamientos no democráticos de los dirigentes de las monarquías del Golfo y la confrontación con el régimen iraní, que van a seguir estando presentes con Biden en la Casa Blanca.

A pesar de ello, se está observando ya un mayor peso de la diplomacia y una política encaminada a reducir la tensión en esta 'zona caliente'. Como ha señalado el analista Juan Luis Portillo, EE.UU. deberá apostar por esa vía diplomática para rebajar tensiones.

"Trump ha acumulado pocos éxitos y muchos fracasos, pero la llegada de Biden ha tenido un efecto balsámico", ha señalado, si bien ha matizado que EE.UU. deberá redoblar sus esfuerzos para alcanzar acuerdos sólidos y generar estabilidad. Portillo ha señalado, además, que el mundo debe prepararse para una era y una economía post-petróleo.

El informe Panorama Internacional 2021 se cierra con el capítulo 'China: un nuevo orden internacional', dedicado al liderazgo mundial del país asiático y a su política exterior, bautizada como el "lobo guerrero". El analista Rafael Loring ha subrayado que "asistimos a una Guerra Fría 2.0, marcada por la enorme interrelación que existe entre las economías china y americana, condenadas a entenderse".

Este apartado aborda, además, factores como el enfrentamiento tecnológico, militar y comercial entre China y EE.UU., el papel de Hong Kong y Taiwan, el viraje de China hacia una actitud asertiva, nacionalista y, en ocasiones, agresiva, movimientos que están transformado las relaciones internacionales y fomentando una política de alineamiento de bloques, similar a la etapa de la Guerra Fría.

Sentimiento general

1
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


  • Itziar - Julio 17, 2021 a las 08:30
    Han realizado una jugada maestra, crean el virus lo expanden , compran empresas a precio de saldo, compran deuda pública de otros países, adelantan a los yankis como primera potencia, adoremos a la nueva superpotencia mundial, mientras los inútiles gobernantes occidentales se miran el ombligo , el Amo del mundo , ríe ,por su gran jugada.
    La avaricia de las grandes empresas occidentales , que en su afán de dinero, llevaron las fábricas a China, creando paro en sus países , apoyadas por todos los gobiernos occidentales, que solo obedecen a los designios de las grandes empresas.Ahora toca obedecer los designios que vengan de China.Responder 1
Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana