Carolina Marín: "Necesitaba tiempo y aceptar mi duelo para volver a ver a esa Carolina con determinación"

Redacción | 10/03/2021

BADMINTONPHOTO

La jugadora española de bádminton Carolina Marín se mostró este miércoles "muy contenta" por cómo ha empezado el 2021, aunque reconoció que no buscaba tanto "los resultados" sino el recuperarse "emocionalmente" tras un 2020 "muy complicado", lo que ha logrado gracias a un gran trabajo mental centrado en "aceptar" la pérdida de su padre sin presionarse, mientras que también sorprendió al confesar que ganó el Abierto de Suiza de la semana pasada con una rotura en el sóleo.

"Estoy muy contenta por cómo he empezado el año. De los tres torneos en Tailandia gané dos y el otro perdí la final por dos puntos, y la semana pasada volví a ganar en Suiza, por lo que el balance es bastante positivo, sobre todo por cómo me encuentro de sensaciones, por cómo estoy física y mentalmente en los partidos y también por cómo estoy viendo a mis rivales, que aún no están en su pico de forma, pero yo tampoco", advirtió Marín este miércoles durante su participación en las 'Santander Talks' que organiza el Banco Santander, del que es embajadora.

Sin embargo, la onubense sorprendió al confirmar que su último título en Basilea fue conquistado pese a estar lesionada. "Tuve una mala pisada días antes de ir a Suiza y el martes tuve que parar el entrenamiento a los cinco minutos y casi no podía apoyar. Gracias al fisio pude jugar y cada día iba mejorando, pero hace un par de días me he enterado de que me tenía una rotura en el sóleo y no sé como he podido ni jugar", señaló.

La campeona olímpica está un tanto asombrada por su capacidad para competir "así en un torneo de cinco días y ante rivales del 'top 15' mundial a partir de cuartos". "El martes me asusté muchísimo y tienes que intentar disimular ese dolor de forma interna para que los demás no te vean. Si el miércoles hubiese estado igual habría sido imposible jugar e incluso fui con miedo porque me notaba bastante tensión en el sóleo, pero cuando la zona ya estaba caliente tuve confianza con mi cuerpo", indicó.

Y este percance pone en duda su participación la semana que viene en un torneo "muy prestigioso" como el All England. "No queremos poner nada en peligro porque el objetivo principal son los Juegos y cualquier cosa que haga que peligren lo dejaremos a un lado", se sinceró.

Pese a ganar tres títulos ya, Marín admite que no buscaba "tanto el resultado" en este primer tramo de temporada. "El 2020 ha sido un año muy, muy complicado, sobre todo por el fallecimiento de mi padre y esas sensaciones que tuve a finales de año eran porque no estaba recuperada emocionalmente", confesó.

"Lo que quería principalmente era encontrar a la Carolina de antes y ya habéis visto que está más que conseguido. Quería volver a tener confianza en mí misma y en volver disfrutar del bádminton y en volver a competir. La competitividad no se me ha ido en ningún momento", añadió la triple campeona del mundo.

Para ello, de "la parte mental", lo que más ha trabajado ha ido "la parte emocional" de lo que le tocó vivir. "Tenía que aceptar ese duelo conmigo mismo, darme tiempo, no presionarme. En tres meses he cambiado el chip y ha vuelto esa Carolina con la determinación en la pista, creo que así me han sentido mis rivales, que han visto una Carolina diferente", aseveró. "El deporte también se trata de seguir desarrollándote tú misma", remarcó.

"Cualquier cosa negativa que nos pasa en la vida como la pandemia, el fallecimiento de mi padre o la lesión de rodilla, al final hacen a una más fuerte y así es como me siento. He madurado en lo personal y en lo deportivo, me encuentro en la pista de forma diferente, aunque también ya tengo experiencia de la alta competición", detalló la española, que cree que en este año que se va a cumplir con la pandemia ha "aprendido muchas cosas". "Sobre todo dar valor a cosas que en el día a día pasan desapercibidas. Ahora tengo madurez en mi vida personal y deportiva", puntualizó.

"
De cara al futuro, tiene como objetivo estar "entre las cuatro primeras" del ranking olímpico, algo que está cerca, ya que está a "140 puntos" de la cuarta, pero que también "depende" de sus rivales. "Vamos a intentarlo, pero si vemos que se complica, el objetivo será la preparación para Tokio y tener una muy buena base para que vaya con las ideas muy claras y con mucha confianza", recalcó.

SE VE EN LOS JUEGOS DE PARÍS

La andaluza, de 27 años, también tiene claro que todos estos duelos contra sus principales rivales "influye algo para lo bueno y para lo malo" de cara a los Juegos, pero que "quedan olvidados" si lleva "una buena base" para futuros partidos. "Lo que han podido ver ha sido a una Carolina con determinación en la pista, por cómo me movía y por lo centrada que estaba", reiteró.

"Esa determinación les marca mucho a ellas y también la agresividad que pongo en la pista, además me encuentro creciendo en cuanto a estrategia y a la mejora diaria de los entrenamientos y su aplicación en la competición", detalló Marín, que tiene claro que los Juegos no se pueden aplazar más. "Seguramente serán atípicos y mientras salgan adelante, creo que para cualquier deportista es lo más importante", opinó.

El aplazamiento de Tokio acorta el siguiente ciclo hasta París, algo a tener en cuenta "sobre todo para las deportistas femeninas" que tienen en su cabeza temas como "la maternidad". "Yo lo tengo claro, fuesen tres o cuatro años, voy a estar en un principio lista para París si la salud y las lesiones me siguen respetando", sentenció.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana