Carmina Ordóñez, su luz se fue apagando poco a poco hasta convertirse en icono

EP | 02/05/2021

CONTACTOPHOTO

Hablar de Carmina Ordóñez es hablar de una de las grandes personalidades del mundo del corazón en nuestro país. Una mujer que allá donde iba te hacía quedarte embobado al ver la elegancia que derrochaba en cada uno de sus pasos, palabras y movimientos. La divina la llamaron y lo cierto es que su nombre hizo justicia.

Como toda estrella, da igual el ámbito en el que esté, su vida tuvo luces y sombras y ahora más que nunca se ha hablado de ella por ser una de las primeras mujeres en denunciar públicamente malos tratos por parte de su pareja. Lo hizo en un programa de televisión y posteriormente interpuso una demanda contra él, siendo desestimada porque, por aquel entonces, el juez no veía en ella un perfil socioeconómico de una mujer maltratada.

Triste, pero cierto. Aunque no tuvo la aceptación judicial, fueron muchas las personas que se creyeron las palabras de Carmina Ordóñez y eso la reconfortaba en cierta medida, pero el sufrimiento por el que había pasado no se lo quitaba nada. Su vida fue una subida al cielo y una bajada en picado.

Su primer amor fue Paquirri con el que se casó con tan solo 17 años y, como era de esperar, ese amor no llegó a buen puerto aunque el torero se quedó prendido de la divina durante muchos años después. Fruto de ese matrimonio nacieron Francisco y Cayetano Rivera, dos pilares fundamentales de su vida y lo cierto es que siempre que tuvimos oportunidad de verlos juntos, veíamos a una madre que se volvía loca de amor con sus dos pequeños.

Idas y venidas, parejas, amores y rumores de romances... así estuvieron marcados los posteriores años de la vida de Carmina Ordóñez, pero no fue hasta que conoció a Julián Contreras, cuando la vimos de nuevo enamorada. Tanto, que con él tuvo a su tercer hijo, Julián Contreras junior, a quien hemos visto en muchas ocasiones en los platós de televisión.

La muerte de su madre y posteriormente la de su padre, sus amistades y las fiestas a las que acudía para evadirse de su vida terminaron con su vida, tanto es así que de todos es sabido que Carmina Ordóñez no estuvo bien en sus últimos años. Aún así, ha dejado un legado de mujer todoterreno, fuerte, independiente con el que ha conseguido que se siga hablando de ella después de años como un icono de la sociedad española.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana