Cabrera renueva su distinción de Zona Especialmente Protegida

Redacción | 24/05/2021

El Parque Nacional Marítimo-Terrestre del Archipiélago de Cabrera continuará formando parte de la lista de Zonas Especialmente Protegidas de Importancia para el Mediterráneo (Zepim) una vez ha superado la evaluación periódica que acredita que mantiene los requisitos para ello.

Según ha informado la Conselleria de Medio Ambiente y Territorio, las Zepim son áreas del Mediterráneo que son importantes para la conservación de la biodiversidad y con un interés científico, estético, cultural o educativo especial.

El protocolo que las regula se aprobó en 1995 y es uno de los acuerdos que se derivan del Convenio para la protección del medio marino y la región costa del mediterráneo (Convenio de Barcelona) de 1976, enmarcado a la vez en el Plan de Acción para el Mediterráneo, del Programa de Naciones Unidas para el medio ambiente. La evaluación destaca la relevancia ambiental y cultural del archipiélago.

Un total de 22 países de la ribera mediterránea han subscrito, a día de hoy, el Convenio de Barcelona y el Parque Nacional de Cabrera es una de las nueve Zepim que hay actualmente en el Estado español.

El cumplimiento con el Protocolo se revisa cada seis años y va a cargo del Centro de Actividad Regional para Áreas Especialmente Protegidas (SPA/RAC). Durante la evaluación, se ha constatado que el Parque Nacional sigue cumpliendo con los criterios del Protocolo Zepim.

El examen ha tenido en cuenta la presencia de especies endémicas al archipiélago; la representatividad de un hábitat protegido como son las praderías de posidonia y la diversidad de especies identificadas al medio marino (más de 300 especies). Se ha tenido en cuenta, también, la relevancia cultural del archipiélago donde se encuentran restos de antiguas culturas mediterráneas, como por ejemplo la griega, romana o la bizantina.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana