Biden califica de "genocidio" la masacre de armenios durante la I Guerra Mundial

Redacción | 24/04/2021

Imagen de archivo del Memorial por Armenia en Líbano - DPA

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha calificado este sábado públicamente de "genocidio" la masacre de la población armenia durante la I Guerra Mundial a manos del Imperio Otomano, en una declaración sin precedentes por un presidente norteamericano desde hace 40 años, y que Turquía ha condenado como un "grave error" que abre una "profunda herida" entre los dos aliados de la OTAN tras este acto de "oportunismo político".

"Cada año, en este día, recordamos las vidas de todos los que murieron en el genocidio armenio de la era otomana y volvemos a comprometernos a evitar que esa atrocidad vuelva a ocurrir", ha hecho saber en un comunicado emitido con motivo de la conmemoración hoy del Día del Recuerdo de Armenia.

La declaración tiene un alcance extraordinario porque el Gobierno turco se ha negado siempre a reconocer con esta denominación concreta las muertes de aproximadamente un millón y medio de armenios entre 1915 y 1916 a manos de los otomanos.

"Honramos su historia. Reconocemos su dolor. Afirmamos su historia. No repartimos culpa pero queremos asegurarnos de que lo que ha ocurrido no vuelve a pasar", ha añadido el presidente norteamericano.

"El pueblo estadounidense honra a todos los armenios que murieron en el genocidio que comenzó hoy hace 106 años", ha reiterado el presidente estadounidense. "Mientras lloramos lo perdido, volvamos también nuestros ojos hacia el futuro, hacia el mundo que deseamos construir para nuestros hijos; un mundo sin mácula por los males cotidianos del fanatismo y la intolerancia, donde se respetan los derechos humanos y donde todas las personas pueden llevar su vida con dignidad y seguridad", ha añadido.

Ronald Reagan fue el último presidente de Estados Unidos que calificó las atrocidades cometidas contra los armenios como un genocidio, en 1981. No obstante, acabó dando marcha atrás tras recibir presiones de Turquía, ya como estado sucesor del Imperio Otomano.

La declaración de Biden se ha producido un día después de su primera llamada telefónica como presidente con su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, en la que dio aviso previo de la declaración y utilizó la palabra "genocidio", según funcionarios familiarizados con la llamada a DPA.

Erdogan ya avisó el miércoles que su administración "continuará defendiendo las verdades frente a la mentira del 'genocidio de los armenios' y aquellos que respaldan esta calumnia con cálculos políticos", según la agencia estatal Anatolia.

Turquía ha sido un socio estratégico clave de Estados Unidos, al promover un puente hacia el mundo islámico y contrarrestando las ambiciones rusas. Pero la creciente fricción en una serie de cuestiones, incluida la mano cada vez más dura de Erdogan contra los opositores políticos y la prensa, ha llevado al líder de Turquía a buscar una relación más estrecha con Moscú.

Por su parte, el primer ministro de Armenia, Nikol Pashinián, ha hecho saber en su página de Facebook que "el pueblo de Armenia y los armenios de todo el mundo han acogido con gran entusiasmo el mensaje (de Biden) con el reconocimiento oficial y la condena del genocidio de armenios entre los años 1915 y 1923".

"Valoro altamente su posición de principio, que representa un fuerte paso en el camino hacia la verdad y la justicia histórica, así como un valioso apoyo a los descendientes de las víctimas del genocidio de armenios", ha declarado.

TURQUÍA ACUSA A BIDEN DE "OPORTUNISMO POLÍTICO"

La respuesta del Gobierno turco ha sido inmediata y ha acusado a Biden de hacer un ejercicio de populismo y de oportunismo político con esta declaración. "Las palabras no pueden ni cambiar ni reescribir la historia", ha declarado el ministro de Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu.

"No tenemos nada que aprender de nadie sobre nuestro pasado. El oportunismo político es la mayor traición a la paz y la justicia", ha añadido en su cuenta de Twitter, donde ha acusado a Biden de hacer la declaración "basada solamente en el populismo".

En una declaración al margen, el Ministerio de Exteriores turco ha acusado a EEUU, aliado en la OTAN, de abrir "una herida profunda que socava nuestra confianza y amistad mutuas". Según el Ministerio, el presidente de Estados Unidos ha cometido un "grave error", al seguir el camino dictado por "círculos armenios radicales y grupos anti-Turquía".

El presidente turco se ha limitado primero a comunicar un mensaje al patriarca armenio de Constantinopla, Saak Mashalián, que honra "la memoria de los armenios del Estado Otomano que fallecieron en condiciones difíciles de la Primera Guerra Mundial" y expresa sus "condolencias a sus nietos".

Erdogan ha indicado también que los intentos de ciertos círculos de politizar los acontecimientos de 1915 y convertirlos en un instrumento de presión sobre Ankara son un acto inútil, y llamó a desarrollar los vínculos con Armenia sobre la base de los principios de buena vecindad y respeto mutuo.

"Tras la solución de la crisis en el enclave de Nagorno Karabaj entre Armenia y Azerbaiyán", declaró Erdogan como parte mediadora en el final del conflicto que estalló el año pasado en esa región, "anunciamos que estábamos dispuestos a desarrollar los lazos con Armenia y hoy (por el sábado) vuelvo a reiterar ese llamado", ha añadido en declaraciones recogidas por la agencia oficial de noticias rusa Sputnik.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana