Amador Mohedano se defiende de los reproches de Rocío Carrasco: "Lo único que he hecho es lo que mi hermana me ordenaba"

EP | 06/04/2021

EP

Amador Mohedano ha quedado retratado en los últimos capítulos de la serie documental de Rocío Carrasco, 'Rocío, contar la verdad para seguir viva' como uno de los grandes señalados por su sobrina, al encargarse, junto a Pedro Carrasco y José Ortega Cano, de cambiar la cerradura de la casa que la joven compartía con Fidel Albiac - dejando a su novio en 'la calle' - tras el tremendo accidente de tráfico que por poco le costó la vida a la hija de Rocío Jurado, mientras ésta, en coma, luchaba por recuperarse. Algo que Rociíto consideró una traición y que nunca llegó a perdonar a su padre, su tío y el marido de su madre.

Amador, en conversación telefónica con 'El programa de Ana Rosa' se ha defendido de los reproches que Rocío le ha hecho en el último capítulo de su docuserie y, tajante, ha asegurado que "lo único que he hecho en el tema de mi sobrina es lo que mi hermana me ordenaba que hiciera".

Dejando claro que Rocío Jurado fue la mente pensante del cambio de la cerradura de la casa de su sobrina "porque no se fiaba de nadie", el hermano de la artista se ha posicionado con su exmujer, Rosa Benito, al negar la existencia de una caja fuerte de Rociíto en su habitación de la casa de 'La más grande' en La Moraleja: "La única caja fuerte que conozco fue la de su piso. Cuando el accidente Rocío nos dijo ir y la caja fuerte que tiene Rocío en el piso de El Encinar - en el altillo de un armario donde guardaba las maletas - os la lleváis a La Moraleja. Y fuimos y eso hicimos".

Muy sincero, Amador ha confesado que Rocío Jurado "desconfiaba de Fidel y desconfiaba de Antonio David". "Faltaron cosas de la casa de La Moraleja y se desconfiaba de Antonio David y del jardinero, que tenía llaves, y Rocío decide cambiar la cerradura porque no se fiaba de nadie. Rociíto estaba en coma, dormida, y su madre decidió", ha señalado.

Dolido, el exmarido de Rosa Benito ha añadido que desconocía que esto hubiese significado un antes y un después para su sobrina, que en su docuserie ha declarado que cuando se despertó tras su accidente no les perdonó que hubiesen dejado a Fidel en la calle y no le hubiesen permitido estar a su lado durante su ingreso hospitalario. Algo que, muy claro, Amador asegura que fueron órdenes directas de Rocío Jurado que tanto él como Pedro Carrasco y José Ortega Cano llevaron a cabo por la desconfianza y preocupación de 'La más grande' en un momento en el que su única hija luchaba entre la vida y la muerte.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana