Al menos nueve muertos y cientos de detenidos en nuevas protestas contra el golpe de Estado en Birmania

EP | 28/02/2021

DPA

Al menos nueve manifestantes han muerto en las últimas horas durante las protestas contra el golpe de Estado en Birmania con graves enfrentamientos con las fuerzas de seguridad en ciudades como Dawei, Mandalay o la ciudad más importante del país, Rangún, donde se ha confirmado que la Policía ha empleado munición real.

Pese a la represión y las muertes, decenas de miles de personas han salido de nuevo a las calles este domingo para protestar contra el régimen militar, con protagonismo una vez más para monjes budistas y estudiantes. La televisión pública MRTV ha informado de 479 manifestantes detenidos en todo el país durante la jornada del sábado, mientras que la Asociación de Asistencia a los Presos Políticos (AAPP) ha contabilizado 854 arrestos.

En Mandalay se han confirmado dos manifestantes muertos y once más heridos por los disparos de militares y policías, según informa una fuente de la clínica Byamaso citada por Bloomberg. "La Policía disparaba no solo a los manifestantes, sino también a la gente que solo pasaba por la calle. He visto a un policía disparar a la cabeza de un hombre en moto desde un camión", ha relatado un testigo a Frontier Myanmar.

Una de las columnas de protesta partía del Hospital Universitario de Mandalay, donde las fuerzas de seguridad han cortado el paso a estudiantes y médicos. Los manifestantes han pedido a los uniformados que les dejaran pasar, pero el conflicto ha terminado en violencia y con los agentes disparando munición real, balas de goma y gas lacrimógeno contra los manifestantes. A media tarde los estudiantes y médicos seguían atrapados dentro del hospital.

También en Mandalay, los manifestantes han detenido a cuatro policías que se desplazaban en un coche que embistió contra la protesta. En el maletero del vehículo había un arsenal de armas de fuego.

Los fallecidos de Rangún son dos jóvenes y un maestro y hay imágenes en redes sociales de multitudinarias protestas, manifestantes ataviados con material de protección improvisado como cascos y escudos de madera y barricadas erigidas con contenedores de basura y estacas.

Además, han sido detenidos al menos cinco periodistas en Rangún y varios más en Monywa y Hakha cuando cubrían las protestas contra el régimen militar, según ha informado la Red de Periodistas de Birmania. Uno de ellos sería un fotoperiodista de la agencia de noticias The Associated Press, según la AAPP.

De Dawei, en el sur del país, se sabe que hay cuatro fallecidos por herida de bala y 40 heridos por el impacto de las balas de goma, según la agencia de noticias Bloomberg, que cita a la televisión Myawady, afín al régimen militar.

Según las mismas fuentes, las fuerzas de seguridad emplearon munición real para dispersar a la multitud. Asimismo, también indican que hay varios heridos en protestas ocurridas en Lashio y Taunggyi, en el norte. Igualmente ha habido manifestaciones en Myitkyina, Bago y Hpa-an.

AL MENOS 17 MUERTOS EN LAS PROTESTAS

De confirmarse estas víctimas mortales, se sumarían a las ocho de las que ha informado hasta hoy por la AAPP, en balances difíciles de contrastar por la ausencia de medios en las zonas de las protestas y el apagón informativo reinante en Birmania tras el golpe de principios de mes. La AAPP ha contabilizado 601 presos políticos, 42 de ellos con condena.

"La evidente escalada del uso de la fuerza letal por parte de las fuerzas de seguridad de Birmania en varias localidades y ciudades de todo el país en respuesta a las manifestaciones mayoritariamente pacíficas es indignante e inaceptable y debe cesar de inmediato", ha afirmado el subdirector para Asia de Human Rights Watch, Phil Robertson. "La munición real no debería utilizarse para controlar ni dispersar manifestaciones y la fuerza letal solo se puede utilizar para proteger la vida o evitar heridas graves", ha remachado.

El portavoz de Naciones Unidas, Stéphane Dujarric, se mostró este jueves "profundamente" preocupado por el número "cada vez mayor" de personas que están detenidas en Birmania tras las recientes protestas contra el golpe de Estado, que ya serían más de 900.

Dujarric ha informado que el equipo de la ONU en el país ha cifrado en al menos 150 ciudadanos arrestados en las protestas de la capital, Naipidó, el 22 de febrero. "Y eso solo en Naipidó", ha remarcado Dujarric.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana