Unas 500 personas acuden a la llamada de la Alerta Roja por la cultura en Palma

Redacción | 18/09/2020

Fotos: Isabelle Sleijpen
Fotos: Isabelle Sleijpen
Fotos: Isabelle Sleijpen
Fotos: Isabelle Sleijpen
Fotos: Isabelle Sleijpen
Fotos: Isabelle Sleijpen
Fotos: Isabelle Sleijpen
Fotos: Isabelle Sleijpen

Unas 500 personas acudieron el pasado jueves a la llamada de auxilio de la cultura. La Plaza Mayor de Palma se llenó de personas que reivindicaron que la cultura segura es posible y necesaria.

La iniciativa #AlertaRoja, que ha corrido como la pólvora en las redes sociales, reunió a cientos de personas que se concentraron en más de 28 ciudades del país. El objetivo es que el día 17 de septiembre sea, a partir de ahora, el día para reivindicar la importancia de la cultura en la sociedad. Este sector es de los más afectados por la crisis sanitaria, y el objetivo de las protestas es dar visibilidad a la alarmante situación que viven y denunciar la falta de apoyo y prestaciones por parte de las administraciones. 

Con esta premisa se reunieron centenares de personas de forma pacífica y escalonada. La propia Plaza Mayor se convirtió en un pintoresco escenario en el que se concentraban cantantes, actores, fotógrafos, técnicos, artistas, bailaores, feriantes, músicos, organizadores de eventos, y un sinfín de profesionales del sector, así como amantes del arte y la cultura. 

Los convocantes pedían "medidas urgentes" por la cultura, que ha sido uno de los primeros sectores en parar y uno de los que más cuesta volver a poner en marcha. Así, cientos de personas apoyaron a la plataforma 'Hacemos eventos', los convocantes de la concentración, en sus peticiones.

A las 21:30 horas, se leyó en casi 30 ciudades españolas un manifiesto que ponía en evidencia la difícil situación que pasan muchas familias que dependen del mundo de los espectáculos. Que han visto cómo sus ingresos han parado en seco y que no saben cuándo se van a reanudar. "El sector del espectáculo y los eventos aglutina a profesionales y empresas con un impacto directo estimado en el tejido económico del 3,8% del PIB español y es creador de 700.000 puestos de trabajo", aseguraba el manifiesto. 

"El sector está viviendo una situación límite, que, de no paliarse, supondrá la ruina de miles de familias, la imposibilidad de mantener el empleo y la inviabilidad futura de las empresas y de la actividad de muchos profesionales", aseguraban los convocantes, y por esta razón solicitan un paquete de medidas urgentes para rescatar el sector. 

Algunas de las medidas que solicitan los profesionales son la reactivación inmediata de las agendas culturales y de eventos de las administraciones públicas, la prórroga de la prestación especial por cese de actividad hasta su reactivación con una recuperación del 100% de aforo, la reducción del tipo impositivo o deducciones en la cuota del IRPF y del Impuesto de Sociedades, moratorias en créditos ICO,  y una decena de peticiones que ayudarían a rebajar la presión que sufre el sector.

La gran mayoría de publicaciones que apoyan esta lucha aseguran que la cultura es esencial en una sociedad moderna y que no puede morir, premisa que ha recibido un apoyo inconmesurable en las redes sociales y, desde el pasado jueves, también en las calles.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana