Una unidad clandestina del FSB estuvo implicada en el envenenamiento de Navalni tras años de seguimientos

Redacción | 14/12/2020

Una unidad clandestina especializada en sustancias tóxicas del Servicio de Seguridad Federal de Rusia (FSB) estuvo directamente implicada en el envenenamiento del dirigente opositor ruso Alexei Navalni con un agente nervioso de la familia Novichok en agosto de 2020, según una investigación realizada por el portal especializado Bellingcat en colaboración con The Insider, la revista alemana 'Der Spiegel' y la cadena estadounidense CNN.

Las indagaciones concluyen que Navalni ha estado sometido a vigilancia y seguimiento por parte de esta unidad clandestina desde poco después de que en 2017 anunciara su intención de presentarse como candidato a las próximas elecciones presidenciales.

Según ha explicado Bellingcat, durante todo el año 2017, en 2019 y en 2020, agentes de la unidad secreta del FSB han estado siguiendo a Navalni en sus desplazamientos por territorio ruso, llegando a coger 30 "vuelos solapados a los mismos destinos" que el dirigente opositor ruso.

"Es también posible que hubiera intentos anteriores de envenenar a Navalni, incluido en la ciudad de Kaliningrado, en el oeste de Rusia, solo un mes antes del casi fatal envenenamiento con Novichok en Siberia", ha afirmado Bellingcat, un portal especializado en investigaciones con fuentes abiertas y datos de redes sociales que anteriormente desveló la participación de militares rusos en la guerra en el este de Ucrania.

La investigación conjunta sobre el envenenamiento de Navalni identifica a tres agentes de la unidad clandestina que viajaron siguiendo al opositor ruso hasta la localidad de Novosibirsk y, desde allí, hasta Tomsk, donde fue envenenado.

Bellingcat ha señalado que los agentes que viajaron siguiendo a Navalni hasta Siberia fueron Alexei Alexandrov e Ivan Osipov --los dos médicos-- y Vladimir Paniaev. Estos tres agentes tenían el apoyo y estaban supervisados por "al menos" otros cinco agentes del FSB, algunos de los cuales viajaron a Omsk, donde se encuentra el hospital ruso en el que el opositor quedó ingresado en coma tras sufrir un colapso en pleno vuelo desde Tomsk con destino a Moscú el 20 de agosto.

Las comunicaciones entre los agentes del FSB que seguían a Navalni registraron "varios picos" justo antes del envenenamiento y cuando el dirigente opositor ruso salió de su hotel para dirigirse al aeropuerto de Tomsk, donde cogió el avión que finalmente tuvo que desviarse para evacuarle de emergencia a un hospital.

Bellingcat ha destacado que su investigación ha desvelado "datos" que apuntan a la "existencia de un programa clandestino de armas químicas gestionado por el FSB". "Tanto los registros de datos telefónicos como los registros de empleo muestran que este programa lo desarrolla de forma encubierta una unidad del FSB que oficialmente tiene el cometido de realizar investigaciones forenses de actos terroristas y prevención de delitos de alta tecnología", ha indicado.

LA ORDEN DE ENVENENAR A NAVALNI LLEGÓ DESDE EL KREMLIN

Además, el portal especializado ha señalado que sus indagaciones han descubierto "telecomunicaciones y datos de viajes que sugieren encarecidamente que el intento de envenenar a Navalni fue ordenado en los más altos niveles del Kremlin".

Bellgincat ha hecho hincapié en que su investigación es "particularmente importante" porque ningún país ha abierto una investigación para aclarar el envenenamiento de Navalni, a excepción de Rusia, a la que sitúa como "el país implicado en el intento de asesinato" del dirigente opositor.

Tras señalar que los datos analizados muestran que Navalni ha estado sometido a seguimiento por parte de agentes de la unidad clandestina del FSB "durante años", ha asegurado que los miembros de este grupo se comunicaron con "expertos en toxinas de organofosfato" en las "semanas previas al viaje de Navalni a Siberia en agosto de 2020 y le siguieron "intensamente" en ese viaje.

Por último, ha señalado que el grupo de agentes encargado de seguir a Navalni trabaja bajo la cobertura del Instituto de Criminalística del FSB, también conocido el Instituto de Investigación II o como la Unidad Militar 34435.

NAVALNI APUNTA AL FSB

El opositor ruso también ha señalado al FSB como responsable del envenenamiento, presuntamente ordenado por el presidente de Rusia, Vladimir Putin, según sus palabras.

Según ha explicado en un vídeo difundido a través de YouTube, el equipo del FSB habría intentado envenenarlo al menos otras dos veces, que no tuvieron éxito porque la dosis de Novichok era muy pequeña.

Además, ha detallado que el FSB tenía que ser cuidadoso porque una muerte instantánea habría sido muy fácil de investigar. Para apoyar sus aseveraciones, Navalni ha aludido a registros telefónicos y de pasajeros de la aerolínea en la que viajaba.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana