Un mallorquín en el crucero bloqueado en Italia: "no sabemos cuándo nos dejarán salir"

Esther Ballesteros | 30/01/2020

DPA

El miedo al coronavirus ha llegado hasta el puerto de Civitavecchia, donde el crucero Costa Smeralda, con varios mallorquines a bordo, permanece bloqueado por un posible caso de neumanía de Wuhan. Aunque los primeros análisis realizados a una pasajera de Macao (China) han dado negativo en esta afección, la expectación es máxima en el interior del buque. Nada más escuchar el nombre del virus la turbación no ha tardado en extenderse entre los pasajeros.

Entre quienes permanecen a la espera de saber qué pasará en las próximas horas se encuentra Sebastià, un residente de Llucmajor que, junto a su mujer y sus dos hijos, llevaba semanas esperando realizar este viaje. Paradójicamente, la fecha de embarque no la habían escogido ellos. La travesía la tenían planificada para el pasado mes de diciembre, pero la compañía la anuló y la aplazó, finalmente, a finales de enero.

Nada hacía presagiar que el nombre del coronavirus, causante hasta el momento de 170 fallecimientos en China, saliera a relucir en el crucero. "Muchos pasajeros van con mascarillas o se tapan con jerseys", relata Sebastià a Crónica Balear.

"La gente está pendiente de ver qué pasará. Se ve a más gente con mascarillas, otros pasajeros dicen que no podremos bajar en dos semanas... Mi mujer ya pensaba en irse", asegura el mallorquín. "Es algo muy reciente y ha habido muchas muertes", justifica ante tantas conjeturas.

Pese al temor inicial, explica que "todo está más o menos controlado". Según pone de manifiesto, "había dos personas [la mujer de Macao y su marido] que parecían más propensas y presentaban síntomas de catarro. Tras ello han activado el protocolo correspondiente".

El mallorquín señala que esta mañana, a las 8.15 horas, les habían citado para las excursiones del día en Roma. Sin embargo, la compañía, las ha anulado finalmente y les ha devuelto el dinero pagado por ellas. "Nos hemos quedado sin ver Roma ya que no podía salir nadie del barco", lamenta el pasajero. Los viajeros no podrán desembarcar por el momento hasta que las autoridades italianas les concedan el permiso.

Entre los pasajeros, afirma, hay varios mallorquines más atentos a las siguientes indicaciones. "Por suerte hay bastante comida y bebida. Estamos bien abastecidos", sentencia.

El buque, de Costa Crociere, hizo escala en Palma, procedente de Barcelona, el pasado martes. Lo hizo durante unas diez horas, entre las 07.40 y las 18.13 horas. Durante la estancia del barco en la capital balear no se produjo ningún aviso relativo al caso. Los síntomas sospechosos de coronavirus aparecieron durante la travesía hasta el puerto de Civitavecchia.

Sentimiento general

0
Comentarios

Hola!, escribe un comentario para esta noticia.Comentar


Lo más visto de la semana
Lo más comentado de la semana